Chile y un marzo en el horizonte

Pensemos un marzo más constructivo, poniendo ideas desde la sociedad civil y fomentando la participación sin sesgos políticos. En definitiva, ponernos a disposición de la gente en el territorio y supervigilar los procesos que vamos a vivir este 2020. Es imperativo construir un nuevo Chile.

Vivimos un frenesí constitucional

Nadie pone en duda la importancia de la Constitución. Esta determina la estructura política, limita el ejercicio del poder y consagra, además, una serie de derechos fundamentales en favor de las personas. Pero pese a su evidente trascendencia, tanto política como normativa, es un error creer que su sustitución resolverá, por sí sola, las carencias de miles de compatriotas que se han manifestado en las calles.

Armando Uribe: El Quijote distópico

Nos deja un poeta mayor, un intelectual de enorme calibre y extrema fineza. Un hombre que hizo de su poesía una lucha contra los tiempos y que apostó por hacer emerger en cada uno de sus versos la paciencia estoica de quien entiende a la vida al límite, siempre, con el fin.

Crisis social: ¿cuándo se jodió Chile?

Quizá la crisis comenzó cuando se perdió la autoridad, o sea, cuando los hijos les perdieron el respeto a sus padres, ya sea, porque estos progenitores nunca estaban en casa o porque tuvieron que convertirse en “amigos” de sus hijos; hijos educados sin contención y sin disciplina. Se perdió la autoridad cuando los profesores en los colegios dejaron de ser maestros y pasaron a ser meros facilitadores de contenidos o de experiencias significativas, y en la universidad, de académicos pasaron a ser empleados (...).

Estados Unidos e Irán, enemigos desde hace 40 años

Ha sido una apuesta arriesgada la decisión de Trump, pero reducir todo a su gestión, o a su búsqueda de reelección, o a distraer el impeachment, resulta demasiado simple y básico. Los demás actores no han estado ni están inactivos, Irán incluido, por lo que la situación resultante no sólo es local, sino, insoslayablemente, incide en la paz y seguridad internacionales. Es hora de que el mundo y sus instituciones se preocupen y aporten lo que les corresponde en esta seguridad colectiva, tanto invocada pero raramente aplicada. La paz nos responsabiliza a todos.

PSU: termómetro de un sistema enfermo

El descontento con el instrumento no es por su estructura, contenido, diseño, ni por la forma en que se calculan sus resultados. Es más bien, porque es el termómetro que nos recuerda que el sistema educacional chileno está enfermo y requiere atención de urgencia por parte del Gobierno, para atacar de raíz su mal: la desigualdad.

Estallido social y su impacto en la educación superior

El Consejo de Rectores, Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica Acreditados, Vertebral, que agrupa a 23 instituciones técnico-profesionales, ve con especial preocupación las implicancias que el estallido social podría ocasionar en el sistema de educación superior del país. Por ejemplo, los múltiples atentados contra las instituciones no solo conllevan un daño a la infraestructura de los planteles, sino que constituyen un ataque a toda la comunidad educativa conformada por docentes y alumnos que buscan día a día en las aulas, laboratorios y talleres la concreción de proyectos educativos que los impulsan a cumplir sus sueños.

Y la culpa no era mía: por Ámbar, Margarita, Xaviera, Isabel…

“Cargar con la culpa”, ha sido un sentir histórico de las mujeres. Por eso, el canto con los ojos cubiertos, simulando la opresión que han debido soportar a lo largo de la vida y señalando a los verdaderos culpables de tal abuso, resulta ser liberador, transformador e incita verdaderamente a eliminar tanta rabia contenida y tanta tristeza reprimida.

2020: El año del agua

Los próximos 12 meses pueden ser críticos respecto a la disponibilidad de agua, con todas las consecuencias que ello implica para las personas y la economía del país. Pero no todo es malas noticias. Esta es una crisis que no nos sorprende desprevenidos. El Gobierno ya ha inyectado $42 mil millones a la Comisión Nacional de Riego, con el objeto de acelerar el proceso de tecnificación, revestir canales y financiar telemetría, lo que garantiza una mejor gestión de las 101 cuencas y 1.500 ríos del país.

La improvisación y la COP25

Se partió mal porque nuestro país asumió la sede del importante evento improvisadamente. El gobierno de Brasil presidido por Bolsonaro declinó organizar el encuentro y Chile, casi a golpe de teléfono, mediante consulta de la ministra de Medio Ambiente con el Presidente Piñera decidieron ofrecer a nuestra nación como sede. No se conoce de consulta al Ministerio de Relaciones Exteriores en la adopción de este compromiso, que se debía efectuar a pocas semanas de otro importante encuentro internacional, asumido por Chile con la debida anticipación, como era la APEC.

Siguenos

0SeguidoresSeguir
325,220SeguidoresSeguir
- Publicidad -