Mascarilla obligatoria: Retiran de estación Santa Lucía a los primeros infractores

La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, explicó que los infractores de la medida en el transporte se exponen a multas de 50 UTM, es decir, $2,5 millones al valor actual. Sin embargo, primero debe realizarse un sumario sanitario por parte de la Seremi de Salud.

679

En la estación Santa Lucía del Metro se registraron la mañana de este miércoles las dos primeras infracciones a la obligación de usar mascarilla en el transporte público. Un hombre y una mujer fueron retiradas del lugar por efectivos de Carabineros, tras la orden de la autoridad sanitaria.

La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, explicó que los infractores se exponen a multas de 50 UTM, es decir, $2,5 millones al valor actual. Sin embargo, primero debe realizarse un sumario sanitario por parte de la Seremi de Salud.

También dijo que en caso de un carabinero o efectivo de las FFAA detecte una infracción de este tipo, “tiene que darle la información a la autoridad sanitaria, en este caso, la Seremi de Salud, que dispone el sumario y la multa si así lo determina”.

En ese sentido, enfatizó que la única autoridad que tiene la atribución para sancionar es la autoridad sanitaria, que puede pedir ayuda a funcionarios de los municipios y efectivos de Carabineros y de las Fuerzas Armadas.

También recalcó que “el uso de mascarillas en el transporte público y privado es porque son lugares de aglomeración, donde las personas no pueden mantener el distanciamiento social. Esto no reemplaza el lavado de manos ni el distanciamiento, cubrirse con el codo al estornudar o quedarse en la casa. Esta es una medida complementaria para disminuir la propagación del virus”.

Asimismo, reiteró que el Ministerio de Salud ha difundido tutoriales para fabricar mascarillas con elementos disponibles en los hogares, para quienes no cuenten con estos elementos de protección personal. “Cada uno de nosotros somos responsables de protegernos y de proteger a otros, por eso el cumplimiento de estas medidas son fundamentales”, puntualizó.

 EVALUACIÓN DE LA RESPUESTA

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, calificó como “buena” la respuesta de la ciudadanía a la obligación del uso de mascarillas en el transporte público, lo que incluye buses del sistema RED, Metro, servicios privados pagados, barcos, aviones e, incluso, ascensores.

En la oportunidad, se le consultó sobre la obligatoriedad del uso de mascarillas en ascensores y respondió que “desde luego; no es parte del transporte público, pero el concepto con el cual se ha definido esta medida es que nos protejamos especialmente en los lugares donde es más difícil respetar la distancia social”.

“Los ascensores son un caso y lo que he visto frecuentemente es que las personas se turnan para ir en grupos menores en los ascensores, que es una medida de protección además de la mascarilla”, añadió.

“Hay un llamado también muy fuerte a la conciencia individual, al sentido cívico de contribuir a que la medida se respete y que todos tengamos el beneficio de protegernos”, indicó.

Uso de mascarillas: empezó a regir medida obligatoria en transporte público y privado