Chile Vamos acuerda postergar plebiscito y reprogramar elecciones

Aunque no hablaron de fechas probables, la idea es afinar este tema con la oposición, que ya se pronunció a favor de aplazar el referendo por una nueva Constitución, todo ello si, en el marco de cómo se desarrolle la situación sanitaria del país y lo que recomienden los expertos.

227

Postergar el plebiscito constitucional del 26 de abril próximo y reprogramar todo el calendario electoral de este año antes de Navidad debido a la pandemia del coronavirus, fue el acuerdo al que llegaron este miércoles los líderes de Chile Vamos.

Los jefes de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Renovación Nacional (RN), Evolución Política (Evópoli) y el Partido Regionalista Independiente (PRI) que conforman el conglomerado oficialista sostuvieron que cualquier decisión sobre la fecha del referendo para una eventual nueva Carta Magna y el resto de los comicios, debe ser consensuada con la oposición, tomando en consideración además los criterios médicos.

Hemos concordado que esta elección no se puede llevar a cabo en esa fecha y, por lo tanto, que es absolutamente imprescindible postergarla. Lo ideal es poder correr todo el calendario electoral y terminar todo esto antes de Navidad”, dijo la presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe.

Añadió que “para nadie es una sorpresa que hoy la condición de epidemia que tenemos en el país hace que sea absolutamente impensable llevar a cabo un proceso electoral justamente en el periodo en el cual va a estar probablemente el peak de la enfermedad”.

La senadora precisó que no han fijado fechas, ya que lo ideal es partir cuando apenas estén las condiciones de salud necesarias.

“La idea es mantener el cronograma electoral, independientemente de los ajustes que se puedan dar hay que tratar de ajustar este itinerario a la realidad epidemiológica del país”, apuntó.

“Existe la voluntad de realizar el plebiscito, pero en las condiciones adecuadas”. “Se van a generar las reuniones respectivas para hacer los cambios que correspondan, pero tomando en cuenta la opinión de expertos”, concluyó van Rysselberghe.

A su tueno, el líder de RN, Mario Desbordes, destacó que el conglomerado oficialista está cuadrado con la salud de los chilenos, sosteniendo que esa la única prioridad hoy día.

Sin embargo, el diputado recalcó, “tenemos un acuerdo absoluto en que el proceso constituyente se debe llevar adelante tal como comprometimos el 15 de noviembre”.

Por su parte, el presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte, detalló que se respetará la estructura que actualmente estaba diseñada y que constituye “hitos electorales que se deben respetar”.

Había un plebiscito para el 26 de abril, elecciones primarias el 7 de junio, el 25 de octubre eran las elecciones de concejales, alcaldes, gobernadores regionales y, eventualmente, de constituyentes y una segunda vuelta para los gobernadores regionales”.

Senadores de oposición presentan proyecto para postergar plebiscito para el 6 de septiembre