“Mujercitas”: actrices feministas y un relato sobre la sororidad

Son las actrices las que definen el film, que si bien no se puede catalogar como feminista, porque aborda una historia donde aquello era muy lejano e impensando, sí retrata la importancia de la sororidad. En ese sentido, es una historia visionaria que se logra anticipar a lo que hoy se discute. Tal vez lo advirtió la directora, esa falta de feminismo puro, y qué mejor manera de enunciarlo dentro de la película que con el reparto mismo que extrapola sus discursos. Cinta se exhibe en el Cine Normandie.

402

La última adaptación del libro de Louisa May Alcott, trae de vuelta un refrescado relato sobre las hermanas March. El film, el cual tuvo seis nominaciones al Oscar, llega en un momento no casual en la historia, ya que las denuncias de mujeres contra el acoso, y el empoderamiento femenino, es hoy lo que está definiendo el nuevo siglo. La equidad de género.

El casting es un lujo. Pero un lujo inteligente. El grupo de mujeres conformadas por Saoirse Ronan (Jo March), Florence Pugh (Amy), Emma Watson (Meg), Eliza Scanlen (Beth), Laura Dern (Mary) y la aclamada Meryl Streep, funcionan como una manda perfecta y dinámica.

Puede que justamente, dado el contexto feminista, hayan buscado rostros que no solo sean buenas actrices. Por ejemplo, Emma Watson, se ha transformado en un rostro del feminismo, y de hecho dentro del mundo de las actrices fue una de las pioneras en tomar esta bandera. Ha realizado una serie de discursos contra el acoso sexual y de hecho ha donado importantes sumas de dinero para combatir este delito.

“El feminismo trata sobre dar a las mujeres la capacidad de elegir. El feminismo no es un palo con el que golpear a las mujeres. Es sobre libertad, equidad…”, dijo para una entrevista de la BBC el año 2017.

Lo mismo pasa con Meryl Streep, la actriz de 70 años, es miembro del grupo activista “Equality Now” (Igualdad ahora), y ha ido numerosas ocasiones a la ONU para pedir que regule la desigualdad entre hombres y mujeres, tanto salarial como en lo social. 

Y la protagonista (y tal vez el personaje más feminista del film), Saorise Ronan, ha interpretado varios papeles en el tono rebelde de Jo March, siendo el más conocido la libre Christine en “Lady Byrd”, film dirigido igualmente por Greta Gerwing, y donde también actúa Timothée Chalamet. Otro papel conocido, y que incluso habla sobre feminicidio en un tiempo donde no estaba abordado como hoy, es en la película “Desde mi cielo” (2009), donde interpreta a una adolescente asesinada, quien desde “el limbo” intenta ayudar a sus padres a resolver su caso y consolarlos. También en el film de Wes Anderson, “El gran hotel Budapest”, interpreta a Agatha, la temeraria novia de Zero, quien resulta la heroína de los protagonistas.

Son las actrices las que definen el film, que si bien, no se puede catalogar como feminista, porque aborda una historia donde aquello era muy lejano e impensado, sí retrata la importancia  de la sororidad. En ese sentido, es una historia visionaria que se logra anticipar a lo que hoy se discute. Tal vez lo advirtió la directora, esa falta de feminismo puro en relato, y qué mejor manera de enunciarlo dentro de la película que con el reparto mismo que extrapola sus discursos.

OSCAR  A MEJOR DISEÑO

No resulta extraño que “Mujercitas” haya ganado el premio Oscar a Mejor Diseño de Vestuario. La función de la vestimenta en la película no es solo algo pintoresco. En este film el vestuario es un narrador.

Aquello que Roland Barthes, filósofo y estudioso de los signos, anticipaba en su libro “Sistema de la moda y otros escritos”. Ahí hablaba de cómo la forma de vestir es un sistema de signos distinto del lenguaje, se aplica de manera exacta al film de Greta Gerwing. 

En cada escena, el vestuario retrata perfectamente la personalidad y estado anímico de cada personaje. Se podrían silenciar los diálogos, y aún así, se entendería qué sucede y qué les sucede. 

COORDENADAS

La cinta se exhibe en el Cine Arte Normandie:

-Domingo 8: 15:00 horas.

-Miércoles 11: 15:00 horas.

TRAILER