Sernac detectó hongos y deficiencias en composición y rotulado de tintas para tatuajes

En análisis se aplicó a las nueve marcas de este producto presentes en el mercado chileno y se concentró en el color negro que es el más usado por los tatuadores, el que arrojó varias falencias tanto internas como externas en algunas de ellas.

127

La afición por los tatuajes es algo que ya se ha hecho costumbre y masificado considerablemente entre los chilenos, y es por ello que ante los eventuales riesgos de salud que podría provocar un dibujo plasmado en la piel, el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), realizó un estudio a la composición y rotulado de las tintas de las marcas utilizadas en el mercado nacional.

El análisis contempló la concentración de metales pesados, análisis microbiológicos, información toxicológica, riesgos asociados a los distintos colores y la información contenida en el etiquetado de al menos nueve marcas del producto distribuidas en 473 gamas de colores distintos, concentradas en cuatro de las principales empresas de este rubro.

De ellos, el color predominante en todas las marcas fue el negro, razón por la que se consideró sólo ese color en la muestra y posterior análisis de laboratorio.

Tras realizar un análisis del contenido microbiológico (levaduras, hongos y aerobios mesó filos) de las tintas de color negro, el organismo que vela por los derechos del consumidor encontró que, las marcas Solid Ink, Starbrite, Mom’s y Philadelphia Eddie’s contienen hongos.

Como este tipo de producto es inyectado en el cuerpo, la presencia de esos microorganismos podría provocar infecciones y otras enfermedades en la piel como reacciones alérgicas u otros daños más severos en casos de personas con sistemas inmunes deprimidos1.

Por este motivo, el Sernac ofició a las empresas que comercializan dichos productos a fin que aporten más antecedentes sobre los análisis de calidad y seguridad aplicados.

Por otra parte, si bien se encontraron trazas de metal en las tintas, se mantienen en las cantidades exigidas por estándares internacionales. Sin embargo, las marcas Eternal Ink., Radiant, Dynamic, Starbrite y Philadelphia Eddie’s contienen trazas de Níquel, sin advertirlo en la rotulación.

Este elemento químico puede provocar reacciones alérgicas en las personas por lo que es importante su rotulación y advertencia.

Dichos antecedentes son de cuidado, considerando que en Chile, preció el Sernac, un 10% de las personas entre 12 y 22 años tienen un tatuaje, cifra que se eleva a un 20% de la población por sobre 18 años. De ellos, un 44% se realizó al menos un tatuaje de forma amateur (comercio informal, con un amigo, etc.), siendo las zonas más tatuadas la espalda y brazos.

ROTULACIÓN

Los resultados de la evaluación al rotulado presentan importantes deficiencias, principalmente por falta de información, idioma distinto al castellano, el sistema métrico utilizado, e identificación disponible para la correcta trazabilidad del producto, por lo que dichas falencias impiden una correcta información y advertencia tanto al consumidor como al tatuador que las aplica.

Eternal (Triple black), Eternal (Lining black), Dynamic Color Co. (Negro) presentan el peor nivel de ajuste a la información que deben entregar, con sólo 50%. No indican, fecha de elaboración, contenido neto, dirección del fabricante, nombre responsable de la comercialización ni tampoco utilizan el idioma español.

“Considerando todos los factores, rotulado, ajustes microbiológicos y presencia de contaminantes, ninguna marca cumple en el 100% en todos los parámetros”, dijo el Sernac, añadiendo que la información servirá para que el consumidor pueda elegir aquellas marcas que presentan un mejor desempeño general y con ello un menor riesgo a la salud por cumplir tanto en los ajustes microbiológicos como presencia de contaminantes.

La repartición anunció que denunciará a la justicia a las marcas que no cumplen con la rotulación ni la seguridad de su composición.

También añadió que los resultados serán compartidos con las autoridades de salud para que analicen si existe alguna infracción en el marco de los estándares sanitarios nacionales.