Ministro Briones: Sin orden público, la agenda social y el crecimiento son “una fantasía”

El titular de Hacienda se refirió a la coyuntura que enfrenta el país en la antesala del mes de marzo y los hechos de violencia que se han suscitado, afirmando que “mi principal preocupación es por nuestra democracia”.

129

“Veo que hoy enfrentamos un desafío democrático fundamental que está amenazado fundamentalmente por la violencia”, expresó este martes el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, al referirse al escenario político y económico que vive el país, de cara a que comience el mes de marzo y lo que se viene con el plebiscito constitucional.

En este ámbito, el jefe de las finanzas públicas manifestó en entrevista con radio Infitina su temor por el resurgimiento de la violencia y el potencial impacto no sólo en la actividad local sino derechamente en la institucionalidad y el funcionamiento del país.

“Mi principal preocupación es por nuestra democracia. Veo que hoy enfrentamos un desafío democrático fundamental que está amenazado fundamentalmente por la violencia, una violencia que no ha cejado”, dijo el secretario de Estado en dicho medio.

Al respecto expuso su inquietud por la mala percepción que, a su juicio, existe sobre el uso de la fuerza pública para mantener el orden público, pese a que admitió las equivocaciones y delitos en los que han incurrido algunos funcionarios de Carabineros y que ha significado que se cuestione a la institución.

También se mostró preocupado porque en toda esta situación hay “un ingrediente que a mí me parece extremadamente peligroso que no hayamos sido capaces de rescatar, que es la legitimidad del uso de la fuerza estatal cuando corresponda”.

Subrayó al respecto que “la legitimidad del uso de la fuerza estatal, por distintas razones, hoy está completamente desprestigiada en parte porque las fuerzas policiales cometieron errores, ha habido violaciones de derechos humanos, pero eso no nos puede llevar a deslegitimar el principio el concepto subyacente que es el que fundamenta la existencia del estado, y del estado de derecho”, afirmó.

Tras esta argumentación, el secretario de Estado sostuvo que sin orden público, el cumplimiento de la agenda social, las formas de financiamiento de dicho planes, la implementación de reformas y el crecimiento “es una fantasía”.