Geógrafa chilena crea el primer mapa de la distribución de bosques de huiro en el mundo

Un estudio encabezado por la experta nacional Alejandra Mora, de la Universidad de Oxford, integró detección satelital, imágenes de drone y tecnología de Google Earth Engine, para crear una plataforma global de estas algas marinas.

373

El huiro, calabacillo o canutillo, cuyo nombre científico es Macrocystis pyrifera, es una especie de macroalga ampliamente distribuida en el planeta, que forma bosques submarinos y alberga uno de los ecosistemas más ricos y productivos de la Tierra. Puede llegar a medir hasta 70 metros de largo, casi duplicando el largo de la ballena azul y en condiciones óptimas alcanza tasas de crecimiento de hasta cerca de 50 cm diarios.

Existen registros de lugares como Tasmania, donde estos bosques han desaparecido prácticamente en su totalidad debido a los efectos del cambio climático. En otras áreas de su distribución, como en Baja California, las alzas en las temperaturas medias del mar han provocado una depresión de estos ecosistemas sin opción de recuperación total. A raíz de ello, estudiarlos se torna fundamental, sobre todo si se considera la enorme cantidad de servicios ecosistémicos que brindan al ser humano (especialmente como sostenedores de variadas pesquerías a nivel global) y que se avalúan en billones de dólares.

Pese a que sus bosques otorgan refugio, alimentación y reproducción para un sinnúmero de organismos y especies marinas, hasta la fecha no existía información detallada sobre su distribución en algunas regiones, especialmente en las altas latitudes del hemisferio sur.

Para completar este vacío, un equipo de investigadores, liderados por la geógrafa chilena y candidata a doctora de la Universidad de Oxford Alejandra Mora y en el que participaron científicos del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL) de la Universidad Austral de Chile (UACH), creó el primer mapa global en alta resolución de la distribución de los bosques de huiro.

El estudio, publicado en la revista científica Remote Sensing, integró diversas metodologías: detección satelital, imágenes de drone y tecnología de Google Earth Engine. Esta última facilitó la integración de miles de imágenes satelitales en un algoritmo que filtró la reflectancia del huiro entre la costa y el océano. Todo ello fue complementado con muestreos de buceo realizados en Maitencillo, Niebla, canales y fiordos patagónicos de la región de Aysén, Estrecho de Magallanes, Canal Beagle e islas Falklands (Malvinas), abarcando una distancia latitudinal de 2.500 kilómetros.

Gracias a este mapa, que condensa imágenes satelitales entre los años 2015 a 2019, los científicos podrán abordar nuevas preguntas relacionadas con la distribución y conectividad de estos bosques en el océano mundial y sus dinámicas de abundancia.

Esta herramienta contribuirá al monitoreo ambiental de las comunidades de huiros. Hasta el momento, la mayoría de los estudios se habían enfocado en sectores puntuales y esta plataforma otorga una visión global respecto de la extensión total de hectáreas y permitirá realizar estimaciones a largo plazo”, explicó Mora.

Uno de los resultados de la investigación arrojó que, en la ecorregión marina de los canales y fiordos del sur de Chile, la distribución de los bosques de esta alga parda alcanza, según una estimación conservadora, las 4.800 hectáreas. “Los mapas que utilizamos en esta investigación están orientados al sur, proponiendo un cambio paradigmático de observación del planeta. Quisimos remarcar el carácter oceánico del planeta y su conectividad en el hemisferio sur”, agregó Mora.

La información recopilada nos servirá para entender si esta especie es resiliente frente al cambio climático y los estresores medioambientales. Lo que ocurra con los bosques de huiro tiene consecuencias directas no solamente en los ecosistemas marinos, sino que también en los seres humanos. Por ello, es necesario seguir avanzando y completando los vacíos de información que aún existen, particularmente en el extremo sur del continente americano”, asegura el candidato a doctor del Centro IDEAL y coautor del estudio, Mauricio Palacios.

Las imágenes satelitales y el conjunto de datos actualizados de la distribución de bosques de huiro en el mundo se encuentran disponibles en línea. Quienes quieran recorrer de forma remota los mapas de esta alga gigante pueden hacerlo desde aquí.