Hermana de Felipe Salaberry demandó a la Municipalidad de Ñuñoa por $56 millones

La acción civil fue presentada en diciembre pasado ante el Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago y en ella, la recurrente acusa malos tratos de las autoridades municipales en relación a lo sucedido con su hermano, desgaste emocional y exceso de cobertura mediática.

174

Por despido injustificado, nulidad del despido, daño moral y cobro de prestaciones laborales, Iris Salaberry, hermana del exsubsecretario de Desarrollo Regional, Felipe Salaberry, demandó a la Municipalidad de Ñuñoa, exigiendo como indemnización el pago más de $56 millones.

La mujer fue desvinculada del municipio por intentar evitar que la entonces autoridad fuera infraccionada, luego de pasarse tres luces rojas, insultar al fiscalizador municipal y huir, en agosto del año pasado.

Además de esta situación, fue denunciada por dos mujeres emprendedoras a fines de 2016, cuando ejercía como Jefa de Fomento del gobierno comunal.

En conversación con el matinal Bienvenidos, el alcalde de Ñuñoa, Andrés Zarhi señaló que recontrató a la mujer pese a que estaba en sumario, porque ella “le pidió una mano” tras separarse de su esposo y tener problemas económicos.

Según informó La Tercera, el abogado Miguel Brunaud, representante de Salaberry, presentó la demanda a fines de diciembre pasado, en el Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago.

En la acción se afirma que “mi representada fue víctima de constantes y reiteradas situaciones de maltrato laboral de parte de diferentes funcionarios municipales; dentro de ellos destacan el alcalde don Andrés Zarhi y la concejala Patricia Hidalgo, quienes efectuaron acusaciones gravísimas, dando por hecho situaciones que se alejaban completamente de la realidad, la denostaban con situaciones personales que no tenían nada que ver con el trabajo que la demandada realizaba”.

Además, el escrito asegura que “los malos tratos comenzaron a ser más frecuentes producto de una situación en donde se vio involucrado su hermano, el señor Felipe Salaberry, con los funcionarios municipales” y que finalmente, le costó el cargo éste.

En la misma línea, subraya que estos “hechos no fueron acreditados y se hicieron tan polémicos por parte de los funcionarios de la municipalidad al punto de verse envuelto los medios de comunicación”.

Junto con acusar “desgaste emocional” y perjuicios en su “desarrollo laboral”, en la demanda también se apunta a la “desproporcionada cobertura” de los medios de comunicación sobre su caso.

Por lo mismo, Salaberry pide una indemnización de $50 millones por daño moral y otros $6.435.000 por otras prestaciones laborales.

Consultada por La Tercera, desde la Municipalidad de Ñuñoa indicaron sobre la demanda que “actualmente hay un sumario en curso, por lo que el municipio no puede emitir declaraciones frente al caso consultado. Respecto de la demanda, el municipio fue notificado y se está a la espera de llevar a efecto la audiencia de juicio preparatorio laboral. En dicha instancia se aportarán los antecedentes que correspondan”.

Salaberry entregó nueva versión: hermana viajó en auto, pero se bajó antes de incidente

Hermana de Salaberry negó tráfico de influencias y aseguró que ambos son “gente decente”

Alcalde de Ñuñoa pidió la renuncia a la hermana de Felipe Salaberry