Movilh al Chino Ríos: “Sus dichos homofóbicos son violentos y cobardes”

La organización que defiende los derechos de la comunidad LGTB, fustigó las declaraciones del extenista en las que sin filtro manifestó su opinión sobre la homosexualidad, la incomodidad que le produce y a la vez sostiene que no tiene por qué ser censurado por ello.

1019

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) repudió este jueves los dichos “homóbicos y transfóbicos” del ex tenista, Marcelo Ríos, calificándolos de “violentos y cobardes, pues justifica sus prejuicios y retrógada mentalidad usando a los niños y niñas”.

El ex número uno del tenis mundial señaló hace unos días en entrevista con La Tercera que “no me gustan los homosexuales. Por eso, les puse ‘monopatín’, para que no se sientan. Ver a dos hueones dándose besos con lengua, como se ve acá en Estados Unidos, me rebota. No es fácil para mí, no me criaron así. Tengo que decir la verdad, aunque me critiquen”.

Fueron estas expresiones las que motivaron una reacción de la entidad que defiende los derechos la comunidad LGTBI (Lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales), cuyo dirigente Ramón Gómez, refutó.

“A todas luces estas son declaraciones de odio, algo muy distinto a la libertad de expresión. Las declaraciones de odio denigran, humillan y descalifican gratuitamente a las personas, en este caso por su orientación sexual e identidad de género”, señaló el representante del Movilh.

Ríos dijo también que en una ocasión lo llamó el expresidente de la entidad, Rolando Jiménez “y me dijo que tenía que aprender de homosexualidad. ¡Qué se ha creído! Si es una opinión mía y puedo opinar lo que quiera”.

Aclaró que “no estoy diciendo tampoco que haya que tratarlos mal. No me gusta y es mi opinión. Es válida y creo que mucha gente piensa así. Llegas a una casa y ves dos papás, ¿cómo se lo explico a mi hijo de cuatro años?”, indicó en la entrevista.

“El ex tenista masifica su violencia a través de los medios de comunicación y da una señal negativa a la ciudadanía, pues pretende hacer creer que lo suyo es una opinión inocua, cuando en realidad es tan violenta, como cobarde toda vez que se escuda en niños de cuatro años para explicar sus prejuicios”, respondió Gómez.

Asimismo, enfatizó que “Ríos debiese pedir disculpas, pero es muy probable que no lo haga. Sí le exigimos que al menos que deje de involucrar a niños y niñas en su odio. Los niños y niñas no nacen con prejuicios y es tarea de todos y todas educarlos en el respeto a la diversidad”.