Asesinato a tiros de Pop Smoke, enluta al mundo del rap en Estados Unidos

La prometedora figura de 20 años y con una incipiente carrera en ese estilo musical, fue abatida a tiros por desconocidos provistos de capucha y máscaras ingresaron su casa de Los Ángeles, presuntamente para efectuar un robo en el inmueble.

451

Múltiples disparos que lo hirieron de gravedad hasta provocarle la muerte, recibió este miércoles a manos de desconocidos, el exitoso rapero estadounidense Pop Somke.

Según publicó el sitio especializado en celebridades TMZ, el fatídico hecho se produjo en el distrito de Los Ángeles, a eso de las 04:30 horas de la madrugada, cuando dos sujetos vistiendo poleras con capucha y máscaras, irrumpieron en la vivienda.

Citando fuentes policiales, el portal indicó que luego del ataque, los autores del crimen fueron vistos huyendo a pie desde el inmueble situado en el sector de Hollywood Hills, y se realizan las diligencias para lograr su pronta detención.

El malherido artista fue llevado en ambulancia al centro médico de Cedars-Sinai, situado en el oeste de Hollywood, donde los profesionales médicos confirmaron su fallecimiento.

Nacido en Nueva York de padre panameño y madre jamaicana, Pop Smoke, cuyo nombre era Bashar Barakah Jackson, tenía de 20 años y era una de las figuras jóvenes más prometedoras del rap, y a pesar de llevar a penas dos años de carrera, ya había hecho colaboraciones con sus compañeros de profesión Nicki Minaj y Skepta.

Lanzó su primer álbum en julio pasado, titulado “Meet the Woo”. El single del disco, que fue presentado tres meses antes, es “Welcome to the Party”. De este tema hicieron dos versiones Nicki Minaj y Skepta.

Smoke, también colaboró con el rapero estadounidense Travis Scott el pasado diciembre en el tema Gatti, grabado para un álbum recopilatorio de Scott donde también participa Rosalía.

Hace aproximadamente una semana publicó su último disco, Meet the Woo 2, una continuación del anterior.

En una entrevista con la revista XXL publicada el 7 de febrero, Pop Smoke afirmó que cuando un niño afroamericano crece en un gueto en Estados Unidos solo tiene tres opciones: jugar al baloncesto, rapear o vender drogas.

“Hice las tres y era bueno en todas ellas. Lo de rapear es solo otro paso en mi vida. No hay modo de saber que haré después de esto”, aseguró.

Reconocidas figuras del mundo del rap como Curtis James Jackson III, conocido como 50cent, o Nicki Minaj han lamentado en su cuenta de Twitter la muerte de su compañero. “Descanse en paz mi hombre Pop Smoke, sin compasión para los ganadores. Que dios lo bendiga”, dijo el primero, mientras que el segundo manifestó: “La Biblia nos dice que los celos son tan crueles como la tumba. Increíble. Descansa en paz, Pop”.

El asesinato de Pop Smoke se une a la interminable lista de muertes prematuras por violencia que han ensombrecido la historia del rap estadounidense, que perdió en los dos últimos dos años por este motivo a artistas como Nipsey Hussle, XXXTentacion y Jimmy Wopo.