Bachelet “horrorizada” con violencia en Siria y pide “corredores humanitarios”

La alta comisionada de la ONU para los DDHH se refirió en esos términos a las consecuencias que ha dejado el conflicto recrudecido en diciembre entre las fuerzas de ese país y los yihadistas y rebeldes en la región del noroeste de Siria, que incluye a la provincia de Idlib y parte de Alepo.

165

Condeno en los términos más enérgicos la persistente impunidad en las violaciones del derecho internacional humanitario cometidas por los diferentes partes en conflicto”, sentenció este martes la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, al declararse “horrorizada” por el brote de violencia en el noroeste de Siria.

La máxima representante de la ONU en DDHH deploró la escalada que ha tenido desde diciembre pasado la ofensiva en ese territorio en el que yihadistas y rebeldes luchan para recuperar el control del último gran bastión que les queda repelidos por las fuerzas sirias.

“Cómo puede alguien justificar tales ataques indiscriminados e inhumanos”, cuestionó Bachelet a los involucrados en la constante amenaza que significa para los civiles vivir bajo fuego todos los días y que ha desatado una crisis humanitaria en la región del noroeste de Siria, que incluye a la provincia de Idlib y parte de Alepo.

Enfatizó en su comunicado que “ningún refugio es seguro. Y como la ofensiva del gobierno continúa y la gente se encuentra a la fuerza en zonas cada vez más pequeñas, temo que otras personas sean asesinadas”, razón por la que pidió que se creen corredores humanitario.

Consultado por la AFP, el portavoz de la alta comisionada, Rupert Colville, explicó que los corredores humanitarios deben ante todo permitir a “los civiles que lo deseen” abandonar las zonas de conflicto.

La ONU denunció el lunes que la ofensiva en el noroeste de Siria ha provocado la huida de 900 mil personas, en su mayoría mujeres y niños, desde que comenzó a fines del año pasado.

Asimismo, Michelle Bachelet se manifestó “alarmada por el fracaso de la diplomacia” frente a la crisis siria, y consideró que ese país “debería anteponer la protección de los civiles a cualquier victoria política o militar”.

Iniciada en marzo de 2011 con la represión de manifestaciones pacíficas, la guerra de Siria ha causado más de 380.000 muertos.