Providencia abre sumario para esclarecer denuncia de exfuncionaria que acusa que la infiltraron en la “primera línea”

Municipalidad emitió un comunicado en el que precisa que “no realiza labores de inteligencia” como lo dio a entender la mujer. “(…) la ex funcionaria indica que habría recibido las supuestas instrucciones de 'infiltrarse' en reuniones con fecha 19 y 20 de noviembre; siendo que en dichas fechas, estaba haciendo uso de una licencia por enfermedad común", sostuvo.

407

A través de una declaración pública, la Municipalidad de Providencia se refirió a la denuncia realizada por una exfuncionaria quien señaló que se le había solicitado participar en las manifestaciones en Plaza Baquedano para informar como se comportaba la llamada “primera línea”.

Según publicó El Desconcierto, la demandante, Evelyn Quezada, informaba a través de un grupo de WhatsApp lo que acontecía en Plaza Baquedano. Pese a que decidió negarse en un inicio, asegura que la directora de fiscalización de la municipalidad, María Ivonne Johansen, le replicó que “tenía que jugármela, demostrar que hacía bien esta pega y que considerara que mi contrato acababa pronto”.

“La Municipalidad de Providencia no realiza labores de inteligencia, como ha sugerido (una) ex funcionaria de la Dirección de Fiscalización, quien tras renunciar ha demandado a este servicio público argumentando dicho motivo”, remarcó el municipio.

La municipalidad indicó que “a pesar de esto” “se ha formalizado una investigación sumaria para esclarecer los hechos denunciados”.

“Desde ya podemos señalar que la ex funcionaria indica que habría recibido las supuestas instrucciones de ‘infiltrarse’ en reuniones con fecha 19 y 20 de noviembre; siendo que en dichas fechas, estaba haciendo uso de una licencia por enfermedad común”, se indicó.

La municipalidad señala que desarrolla “en todo el territorio comunal múltiples acciones de fiscalización”, para resguardar el buen funcionamiento de los distintos servicios e infraestructura pública.

“La Plaza Baquedano, a pesar de la situación especial de la que es objeto, sigue y seguirá siendo monitoreada para este propósito con fines siempre internos y con el único objeto de catastrar los daños sufridos al Bien Nacional de Uso público de Providencia, que lamentablemente ya supera los 1.200 millones de pesos”, finaliza el comunicado.

Exfuncionaria de Providencia denunció que la obligaban a infiltrarse en la “primera línea”