CIDH denuncia “instrucción” de Maduro para que delegados no ingresen a Venezuela

La situación se produjo en Panamá cuando los representantes del organismo de derechos humanos iban a abordar un vuelo de la aerolínea Copa, oportunidad en la que se les señaló que no estaba autorizado su ingreso a la nación caribeña en crisis.

150

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció este martes que el gobierno de Nicolás Maduro les negó el ingreso a Venezuela e informó que se reunirá con organizaciones de la sociedad civil en la frontera de Colombia con el país en crisis.

“Copa Airlines impidió el abordaje de la delegación de la CIDH a la puerta del avión en Panamá. Todos con los boarding pass en las manos. Informaron que recibieron instrucciones del régimen de #Venezuela de que no estábamos autorizados a ingresar al país”, señaló la entidad en su Twitter.

La CIDH tenía prevista una visita a esa nación que comenzaba esta jornada y terminaba el sábado 8 de febrero, pero el Palacio de Miraflores ya les había advertido que no estaba autorizada.

“La delegación de la CIDH tenía previsto observar en el terreno la situación de los derechos humanos en el país”, dijo la organización autónoma de la Organización de Estados Americanos (OEA), añadiendo que por lo tanto, “se encontrará con las víctimas” de vulneraciones las garantías personales en la frontera entre Colombia y Venezuela.

Maduro retiró en 2019 a sus diplomáticos acreditados ante la OEA, que a su vez desconoce la legitimidad del segundo mandato del presidente venezolano, iniciado el 10 de enero del año pasado, tras considerar que su reelección en mayo de 2018 no contó con las garantías necesarias.

 “La visita se organizó en aceptación a la invitación realizada por el Representante Permanente ante la OEA designado por la Asamblea Nacional de Venezuela”, señaló la CIDH en el comunicado, en alusión al representante de Juan Guaidó en la OEA, Gustavo Tarre.

En tanto, éste condenó “enérgicamente la decisión” del régimen del sucesor de Hugo Chávez y agradeció en Twitter el “compromiso” de la CIDH con las víctimas de violaciones a los derechos humanos.

Tarre fue reconocido como enviado venezolano en la OEA por 18 países en abril pasado, días antes de que los representantes de Maduro abandonaran el organismo.

Este martes, la administración Maduro conmemora los 28 años desde que el fallecido Hugo Chávez encabezara un fallido golpe de Estado.

“RECIBIERON INSTRUCCIONES”

La delegación de la CIDH encabezada por su presidenta, Esmeralda Arosemeña de Troitiño, publicó una foto en las redes sociales informando que Copa Airlines les impidió el abordaje del vuelo que partía en Panamá con destino a Caracas. 

“Informaron que recibieron instrucciones del régimen de Venezuela de que no estábamos autorizados a ingresar al país”, dijo la entidad que rechazó este tratamiento.

La misión estaba compuesta también por el secretario ejecutivo de la CIDH Paulo Abrão, el relator especial para la Libertad de Expresión Edison Lanza y personal técnico del organismo.

Lanza dijo que este es “un día triste para la historia de derechos humanos en la región”. 

“En 60 años hemos observado la situación en gobiernos de cualquier tendencia, (y) las dictaduras cedieron a presión internacional”, agregó.

Según un informe presentado en julio por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, cerca de 7 mil presuntas ejecuciones extrajudiciales se produjeron el último año y medio en Venezuela.

Asimismo, pidió disolver las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional (FAES), con las que vincula la mayor parte de las muertes. Maduro acusó a la funcionaria de la ONU de “mentir”.

La CIDH dijo que “es propio de regímenes autoritarios no permitir el escrutinio internacional ni la observancia de la situación de los derechos humanos” y agradeció al gobierno de Colombia por disponer de las condiciones para que se desarrolle la visita.