Ad portas de los Premios Oscar: Sam Mendes y su film “1917” arrasaron en los Bafta

Entre los grandes perdedores de la velada británica figuraron “Joker”, “Once Upon a Time... in Hollywood”, ya que de todas las nominaciones sólo obtuvieron mejor actor y actor secundario. “Parasite”, de Bong Joon-Ho, fue galardonada como mejor película extranjera y mejor guión. “The Irishman” se fue con las manos vacías.

85

Una semana antes de los Oscar, el film de acción histórica “1917” de Sam Mendes, triunfó el domingo por la noche en la ceremonia de entrega de premios del cine británico, superando a “Joker”, un gran éxito de taquilla que había llegado como favorita.

Ya premiada con los Globos de Oro, la película de guerra ganó siete galardones de los Premios Bafta (British Academy of Film and Television Arts), incluidos los de mejor película y mejor director. 

La cinta ambientada en la primera guerra mundial se impuso a “The Irishman” de Martin Scorsese, “Joker” de Todd Philipps, “Once Upon a Time… in Hollywood” de Quentin Tarantino y “Parasite” de Bong Joon-Ho.

En la vereda opuesta la decepción fue para “Joker”, que llegó con 11 nominaciones y sólo se quedó con tres premios, entre ellos el de mejor actor para Joaquin Phoenix.

El intérprete, quien logró el galardón de la Academia Británica de Artes de Cine y Televisión fundada en 1947, dejando a tras al nominado Leonardo DiCaprio (“Once Upon a Time… en Hollywood”), Adam Driver (“Historia de matrimonio”), Taron Egerton (“Rocketman”) y Jonathan Pryce (“Los dos Papas”).

Por el lado de las mujeres, Renée Zellweger, ganó el premio a la mejor actriz por su interpretación de la legendaria Judy Garland en la película biográfica “Judy”.

Otra decepción le cupo a la última película de Quentin Taratino, “Once Upon a Time… in Hollywood” (“Había una vez en Hollywood”), que tuvo 10 nominaciones y un único premio: el de mejor papel secundario masculino para Brad Pitt. 

En cuanto al thriller político-mafioso de Martin Scorsese “The Irishman”, producido por Netflix y también nominado en diez categorías, se fue del Royal Albert Hall con las manos vacías.

Quien salió satisfecho fue el director surcoreano Bong Joon-Ho, ganador del Bafta por mejor película en lengua extranjera y mejor guión por “Parasite”.

Este año la selección de nominados, a cargo de los aproximadamente 6.500 miembros del Bafta, en particular los profesionales de la industria cinematográfica, fue muy criticada por su falta de diversidad. 

Poco antes de la ceremonia, la presidenta de Bafta, Pippa Harris, lamentó la ausencia de nominaciones de mujeres en la categoría de mejor director, y juzgó “exasperante” que ningún actor negro haya sido nombrado dentro de las categorías principales.