Greenpeace y eventual racionamiento de agua en Santiago: “Es cosa de tiempo”

Estefanía González, coordinadora de campañas de la ONG, afirmó que “se debe trabajar de manera anticipada y ubicar el agua como cuestión prioritaria en nuestra agenda política”, pero lamentó que “el mundo político, y especialmente el Congreso, no ha estado a la altura del desafío”.

331

Greenpeace afirmó que Chile ingresó en una etapa crítica respecto a la situación hídrica que enfrenta. Esto luego que el superintendente de Servicio Sanitarios (s), Jorge Rivas, declaró sobre la posibilidad de que en el próximo verano podría producirse una situación de racionamiento de agua en Santiago.

Estefanía González, coordinadora de campañas de Greenpeace, declaró que “hay que hacerse la idea de que la situación de escasez de agua en el país no hará más que agravarse en los próximos meses. La sequía ya está afectando de manera dramática a amplias zonas en los alrededores de Santiago. La laguna Aculeo está seca y apenas se ubica a 70 kilómetros. Es cosa de tiempo que esta crisis entre a los hogares de Santiago”.

La ONG advirtió que los últimos informes oficiales indican que al menos 10 embalses y lagunas entre Valparaíso y El Maule están en niveles críticos de almacenamiento de agua. Uno de los casos más complejos es el embalse El Yeso, principal fuente de agua de la capital, el cual apenas tiene el 28% de su capacidad. Mientras que la Laguna del Maule, principal abastecedor de agua para el riego de dicha región, se ubica con un 22%. Mucho más dramática es la situación de Peñuelas, con apenas un 1% de agua.

Hace unos meses Ciudad del Cabo en Sudáfrica vivió una situación de desabastecimiento de agua que podría replicarse en un futuro cercano Chile. Por supuesto que la megasequía es un factor importante de lo que pasa hoy en el país, pero hay que tener en cuenta que la mayor parte del agua se utiliza para fines productivos sin garantizar el acceso al agua de las personas como un derecho”, manifestó González.

Añadió que “en el caso de la cuenca de Santiago, además se ha generado un daño importante con proyectos como Alto Maipo y menoscabo a los glaciares de la zona producto de actividades mineras, los cuales, en una situación de megasequía, pueden aportar hasta el 60% de los caudales que entregan provisión de agua a la capital”.

La representante de Greenpeace aseguró que “se debe trabajar de manera anticipada y ubicar el agua como cuestión prioritaria en nuestra agenda política”. Sin embargo, dijo que “lamentablemente el mundo político, y especialmente el Congreso, no ha estado a la altura del desafío. Es incomprensible que hace unas semanas haya rechazado la idea de legislar para que el agua sea un recurso de dominio y uso público. Quizás reaccionen cuando comiencen los cortes de agua en el mismo Congreso”.

Greenpeace informó que el 76% del país está afectado por la sequía, desertificación o suelo degradado. Además, el último informe publicado por World Resources Institute señala que al 2040 Chile será el país que más acelerará su déficit hídrico, superando a países como Botswana y Namibia.

Agregó que en Chile dos sectores acaparan la casi totalidad del consumo de agua a nivel nacional: el forestal (59%) y el agrícola (37%).