Arraigo nacional para capitán de Carabineros que dejó con daño ocular a hombre

La víctima, Brandon González Benavides, resultó con lesiones de carácter grave, consistentes en trauma orbitario izquierdo, con fractura del piso de la órbita y compromiso del nervio orbitario inferior, con presencia de cuerpo extraño de densidad metálica en el ojo izquierdo.

350

El Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago dejó con arraigo nacional y prohibición de acercarse a la víctima al capitán de Carabineros Pablo Carvajal Díaz, imputado por el Ministerio Público como el autor del disparo de una escopete de perdigones que dejó a un hombre con daño ocular.

El oficial fue formalizado por el delito de apremios ilegítimos, hecho que habría perpetrado el 28 octubre del año pasado en Santiago.

En la audiencia de formalización de la investigación, la magistrada Carolina Gajardo Fontecilla consideró que las cautelares impuestas al imputado garantizan el desarrollo de la investigación y otorgan protección a la víctima.

Según el ente persecutor, alrededor de las 20:48 horas del 28 de octubre 2019, el capitán Pablo Carvajal Díaz se encontraba de servicio a cargo de un equipo de Fuerzas Especiales pertenecientes a la 40° Comisaría de Santiago.

De acuerdo a los hechos detallados, el capitán tripulaba un carro táctico que se dirigía -por la calzada norte de la alameda Bernardo O´Higgins, entre las calles Tenderini y San Antonio- a verificar un intento de saqueo de una multitienda.

Ya en el lugar, el imputado desciende del carro policial, portando una escopeta para munición no letal, calibre 12, mientras la víctima lanza un elemento contundente contra uno de los vehículos blindados de Carabineros.

“Tras lo cual, encontrándose frente a él y a una distancia menor a 20 metros, específicamente entre 2 y 5 metros, y sin que medie agresión o presencia de terceros que hayan puesto en peligro la integridad física de alguna persona o funcionario policial, el imputado, apuntando su arma de fuego en 90°, hacia el tercio superior del cuerpo de la víctima, efectúa un disparo en su rostro, producto del cual uno de los perdigones penetra e impacta en la parte inferior de su ojo izquierdo, para luego –una vez que la víctima estaba herida- dispararle por la espalda, específicamente en la escápula y glúteo derecho”, describió la fiscalía.

La víctima, Brandon González Benavides, resultó con lesiones de carácter grave, consistentes en trauma orbitario izquierdo, con fractura del piso de la órbita y compromiso del nervio orbitario inferior, con presencia de cuerpo extraño de densidad metálica en el ojo izquierdo.

Finalmente, el tribunal fijó un plazo de investigación de 120 días.