Tras décadas de dudas, confirman autoría de Van Gogh de autorretrato sombrío

El “Autorretrato (1889)”, propiedad del Museo Nacional de Oslo (Noruega) y que muestra en un estado melancólico mirando de reojo sobre un fondo azul y amarillo, es auténtico, confirmó el Museo Van Gogh de Ámsterdam.

150

Investigadores neerlandeses confirmaron este lunes la autoría de Vincent van Gogh de un melancólico autorretrato pintado durante un episodio de psicosis, el único que realizó el artista holandés durante este periodo.

El “Autorretrato (1889)”, que le muestra en un estado melancólico mirando de reojo sobre un fondo azul y amarillo, es auténtico, confirmó el Museo Van Gogh de Ámsterdam.

Las primeras dudas sobre la autenticidad de la obra, propiedad del Museo Nacional de Oslo (Noruega), surgieron en 1970 pero en 2014 el museo noruego quiso poner fin a las especulaciones y la envió a los expertos neerlandeses para que las dilucidaran.

Mediante rayos X, estudios de las pinceladas y referencias en cartas a su hermano Theo, los expertos establecieron que fue Van Gogh quien se autorretrató cuando estaba en un asilo de Saint-Remy, sur de Francia, a finales del verano de 1889.

“El autorretrato que está detrás de mí ha sido objeto de duda durante mucho tiempo”, dijo a la AFP Louis van Tilborgh, investigador del Museo Van Gogh, mientras mostraba el cuadro.

“Es una pieza de arte que por un sinnúmero de razones lo hizo él, pero, no obstante, había algunos aspectos que eran diferentes de otras obras. Por eso teníamos que encontrar una explicación y fue difícil, pero creemos que lo hemos resuelto”, agregó.

“MUY FELICES”

El museo de Oslo compró la obra en 1910 a un coleccionista en París por 10.000 francos de la época, convirtiéndolo en el primer autorretrato de Van Gogh que formó parte de una colección pública, pero las dudas se mantuvieron durante más de 50 años.

En él, el artista utiliza colores menos vivos que en otros trabajos del mismo periodo, incluso azules y amarillos apagados, lo que le da a la obra un aire de inacabada.

Pero los nuevos hallazgos establecen que la pintura es una pieza que acompaña a dos famosos autorretratos acabados unas semanas después cuando emergió de su psicosis, que se encuentran en la National Gallery of Art de Washington y en el Museo de Orsay en París.

“Aunque estábamos preparados para todas las posibilidades, claro que estamos muy felices” de que la pintura sea auténtica, dijo Mai Britt Guleng, curadora de los viejos maestros y arte contemporáneo del Museo de Oslo.

“Es muy importante para nosotros saber que tenemos un Van Gogh auténtico en nuestra colección porque hubo dudas durante varios años”, agregó.

Van Tilborgh dijo que, a diferencia de otras, la obra de Oslo “realmente representa a alguien que está mentalmente enfermo”.

Un año antes de pintar el autorretrato, Van Gogh se cortó una oreja después de una disputa con su amigo el pintor Paul Gauguin, empezando un largo periodo de entradas y salidas a hospitales y asilos.