Ministro Briones: “Hacer cambios radicales es mala idea”

El titular de Hacienda manifestó que una mejor competencia y menos “amiguismo” es una excelente fórmula para asegurar una igualdad de oportunidades.

164

El ministro de Hacienda Ignacio Briones se refirió este domingo a la importancia de relevar la competencia como un factor que asegure igualdad de oportunidades, y la urgencia de terminar con prácticas como el “amiguismo” para lograr la desconcentración económica y política del país.

Briones destacó la importancia de hacer cambios graduales, recordando la experiencia registrada con el Transantiago. “Todos sabemos los problemas que hemos acarreado, yo creo que ese es un ejemplo vivo en la sociedad chilena de que hacer cambios radicales, refundacionales, es mala idea. Es mejor reconocer qué ha funcionado bien”, sostuvo en el programa “Nuevo Pacto” de Chilevisión y CNN Chile.

Para el titular de Hacienda, la competencia se presenta como uno de los factores principales para tener a la vista, no sólo en lo económico, sino que también en las oportunidades sociales.

“Eso te lleva a no tener la percepción que hay una élite, un club, una concentración del poder económico y político que atenta contra esa sensación de estar todos en la misma cancha”, aseguró.

Para “nivelar la cancha” el Estado maneja algunas fórmulas como “rescatar el ideal meritocrático, que es el símil de la competencia. Porque la competencia al final del día es lo que las personas, los talentos, las recompensas, los puestos, son ciegos, no son adscritos hacia una persona -etnia, sexo- es simplemente en base a los talentos, las capacidades de esa persona, pero eso supone que hay competencia, pues en ausencia de competencia los cargos son asignados a dedo. El amiguismo, el nepotismo, es sinónimo en alguna parte de monopolio”, recalcó.

Por eso sostiene Briones es muy importante el cambio de paradigma, donde se pueda “avanzar hacia un Chile donde haya más desconcentración del poder político y económico, que no es sino la condición necesaria para que el ideal meritocrático que fija una expectativa, opere”.

Quién reconoció que en nuestro país existe “bastante amiguismo que también tenemos que abordar desde lo público”.