A dos años del inicio de la investigación por la eventual falsificación de pruebas por parte de funcionarios de Carabineros en la Operación Huracán, el Ministerio Público ya alcanzó la convicción sobre los hechos del caso y espera presentar una acusación contra ellos por falsificación de pruebas. También identificó uno de los móviles de los imputados para el uso de evidencia falsa contra comuneros mapuche en 2017.

Estos serán incorporados a la acusación que el fiscal regional de Aysén, Carlos Palma, alista contra 11 imputados. Los delitos que les atribuirán son asociación ilícita, falsificación de instrumento público y obstrucción a la investigación.

Aún quedan diligencias pendientes que solicitó la defensa, pero la acusación es inminente. Hace unos días el Ministerio Público precisó (en audiencia de reformalización) los hechos respecto de todos los imputados de cara al término de esta etapa previa al juicio oral. Estableció que desde “enero de 2017 y hasta marzo de 2018 los imputados Gonzalo Blu, general (r); Patricio Marín mayo(r); Leonardo Osses, capitán (r) y Alex Smith, ex contrato por resolución, todos, a la fecha (de ocurridos los hechos) funcionarios de Carabineros se organizaron con la finalidad de cometer de manera permanente, indefinida y sistemática en el tiempo diversos delitos”.

Además se determinó que los imputados se desvincularon de sus objetivos y evitando los controles internos y externos, organizaron el trabajo de personal policial para elaborar y presentar informes falsos en diversas investigaciones.

Las penas que arriesgan quienes cumplían roles de jefatura en la supuesta asociación ilícita son de envergadura. Según señaló a El Mercurio el fiscal Palma esto es así ya que “son hechos graves, son conductas reiteradas, más de 16 delitos, según el tipo de responsabilidad que le cabe a cada uno de los imputados. Por lo tanto, son penas de crimen que van entre los 15 años y un día a los 20 años de privación de libertad”

En cuanto para el general (r) Blu y el mayor (r) Marín se pedirán penas “sobre los 10 años y un día respecto a ambos”.

Con respecto al resto de los imputados “serán acusados todos en este momento y las penas habrá que determinarlas caso a caso”, cerró Palma.