Rostros “golpeados” de Michelle Obama y Angela Merkel ilustran campaña contra violencia hacia las mujeres

En cada afiche del artista italiano AleXandro Palombo, se puede ver a estas y otras recnocidas líderes mundiales, acompañadas de una leyenda que se refiere a la situación por la que pasan miles de ellas en todo el planeta, de todos los niveles sociales y de todas las religiones, explicó.

128

Las caras golpeadas e hinchadas de la canciller alemana, Angela Merkel, y de la exprimera dama estadounidense, Michelle Obama, aparecieron esta semana plasmadas en carteles pegados en los muros de las calles de Milán, Italia, dando vida a una impactante campaña dedicada a tomar conciencia sobre la violencia en contra de las mujeres. 

Esta iniciativa del artista italiano AleXsandro Palombo se titula “Solo porque soy una mujer”, y presenta además a otras conocidas personalidades como la primera dama francesa, Brigitte Macron, la ex andidata presidencial estadounidense Hillary Clinton y la congresista demócrata estadounidense Alexandria Ocasio-Cortez, todas “desfigurada”” por los golpes.

Otras líderes como la birmana Aung San Suu Kyi y la italo-india Sonia Gandhi, presidente del partido del Congreso, el principal partido de oposición en la India, también figuran en la serie de carteles.

“Quería ilustrar el drama que afecta a millones de mujeres en todo el mundo (…) denunciar, crear conciencia y obtener una respuesta real de las instituciones y la política”, aseguró el artista en un comunicado.

En cada afiche, debajo de los rostros heridos, se habla de la situación de miles de mujeres en todo el planeta, de todos los niveles sociales y de todas las religiones, explicó.

“Soy víctima de violencia doméstica, me pagan menos que a otros, he sufrido mutilación, no tengo derecho a vestirme como quiero, no puedo elegir con quién casarme, fui violada”, reza el texto.

Para AleXsandro Palombo, de 45 años, conocido por sus obras coloridas e irreverentes, el arte satírico es un medio para crear conciencia y provocar reflexión sobre importantes cuestiones sociales y culturales. 

Entre sus obras más conocidas figuran “Princesas Disney discapacitadas” o “Los Simpson van a Auschwitz”.