¡Atención Mujeres!: Relaciones sexuales frecuentes retrasarían la menopausia

La conclusión de las investigación también se apoyó en evaluaciones de otros científicos orientados a explicar por qué las mujeres casadas llegan al fin de su ciclo reproductivo más tarde que las solteras o las divorciadas y que lo atribuyen a la influencia de feromonas masculinas.

1957

Las mujeres que tienen relaciones sexuales frecuentes antes de llegar a la menopausia podrían dilatar el término de su ciclo menstrual, a diferencia de aquellas que no son tan activas a la misma edad, concluyó una investigación científica de la University College London.

Según la medición realizada por las científicas de la casa de estudios británica, Megan Arnot y Ruth Mace, tener sexo al menos una vez por semana redujo en un 28% las posibilidades de entrar en la menopausia para aquellas que están en la edad cercana a ese proceso hormonal, en contraste con las que sólo lo hacen una vez al mes.

El artículo publicado este miércoles en la revista Royal Society Open Science, señala que “si una mujer tiene pocas relaciones sexuales o relaciones sexuales poco frecuentes cuando se aproxima a la cuarentena, su cuerpo no recibirá las señales físicas de un eventual embarazo”, indicaron las investigadoras.

También subraya que “en una perspectiva de maximización de la forma física”, el cuerpo de la mujer podría invertir más energía en el cuidado de la familia que en la ovulación. 

Estudios anteriores, destinados a explicar por qué las mujeres casadas alcanzan la menopausia más tarde que las solteras o las divorciadas, mencionaban la influencia de feromonas masculinas, sustancias químicas naturales del reino animal que atraen al sexo opuesto.

Para intentar confirmar cualquiera de esas dos teorías, Arnot y Mace examinaron los datos de casi 3 mil mujeres en Estados Unidos, seleccionadas en 1996 y 1997 para participar en un estudio sobre la salud a lo largo de varias décadas.

El proyecto (SWAN) permitió seguir los cambios -tanto biológicos como psicológicos- que se producen al mismo tiempo que la menopausia. 

La edad media de las participantes era de 46 años. Ninguna había llegado al fin de su ciclo reproductivo, pero algo menos de la mitad eran “premenopáusicas”, con síntomas menores que empezaban a aparecer.

Durante la década siguiente, el 45% de las mujeres tuvieron una menopausia natural, a los 52 años en promedio.

La correlación entre la frecuencia de las relaciones sexuales y el comienzo de la menopausia era innegable, según los investigadores. 

Como todas las relaciones declaradas eran heterosexuales, no se sabe si la actividad homosexual tendría un efecto parecido en parejas del mismo sexo.

No obstante, no se observó ningún vínculo entre la presencia de hombres continua y las señales químicas subliminales que los hombres podrían emitir. “No encontramos ninguna prueba para la hipótesis de las feromonas”, indicaron.

La edad de la menopausia natural varía considerablemente entre las diferentes culturas. Los factores genéticos sólo son determinantes en cerca de la mitad de esas diferencias, como mostraron investigaciones anteriores.