Dichos de Sergio Micco sobre “sesgo” político en el INDH serán evaluados por el consejo del organismo

“No comparto en absoluto su afirmación pues mueve a confusiones complejas”, aseveró el consejero de la entidad, Yerko Ljubetic, quien sostuvo que las palabras de su máximo representante, perjudican y desacreditan el accionar de éste en la promoción y defensa de los DDHH.

699

A un exhaustivo análisis serán sometidos este lunes los dichos emitidos por el director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Sergio Micco, quien afirmó que el organismo “hay un sesgo” político ya que su consejo lo conformaban personas que eran opositoras a la dictadura.

La decisión del Consejo de la entidad obedece a que su máximo representante justificó esa afirmación en que antes del estallido social la gente decía “‘mira las personas que se preocupan de los DDHH fueron opositoras al régimen del general Pinochet’. Por lo tanto, aquellas que votaron por el Sí, gente que venía más de esas culturas políticas no entraba al instituto”, indicó.

No obstante, Micco consideró en entrevista con radio Biobío eso ha cambiado y que el INDH continuará en esa dirección de aquí en adelante, junto con afirmar que el Consejo (integrado por 11 personas) es completamente pluralista.

Todas estas expresiones llevaron a que dicha instancia de la institución a fijar una reunión para evaluarlas, puesto que “no comparto en absoluto su afirmación pues mueve a confusiones complejas”, aseveró al mismo medio el consejero Yerko Ljubetic, añadiendo que las declaraciones de Micco posibilitan ataques de quienes pretenden debilitar la acción del Instituto.

“Esto da pie a quienes, desde la creación del INDH, lo han cuestionado aludiendo sesgo. Genera confusión respecto de los funcionarios, quienes han llevado a cabo su labor más allá de sus deberes contractuales y que seguirán cumpliendo sus funciones con la única convicción de la defensa y promoción de los derechos humanos”, explicó Ljubetic.

La dirigente de los Trabajadores del INDH, Jimena Aguirre, había calificado los dichos de Micco como “nefastos”, declarándose en estado de alerta y solicitando que pida disculpas públicas o aclare sus dichos.