Piñera: “La calidad de la educación no se juega en la calle ni en las leyes”

El Mandatario recalcó que es en la sala de clases con liderazgo, compromiso y vocación de los directores y docentes, así como el de los estudiantes, sus padres y apoderados, los que aportarán al éxito o fracaso de la educación.

188

La calidad de la educación no se juega en la calle, no se juega en las leyes, no se juega en los discursos, se juega principalmente dentro de la sala de clases”, expresó este jueves el Presidente Sebastián Piñera, durante un encuentro con los directores de los 100 nuevos Liceos Bicentenario.

Si bien no aludió directamente a los hechos ocurridos en el marco del boicot realizado a la Prueba de Selección Universitaria (PSU), el jefe de Estado sostuvo que los establecimientos educacionales de excelencia se deben al compromiso de estudiantes que entienden que “el éxito o fracaso de la educación no depende solamente de la ministra, del liceo, de la directora o director o los profesores”.

Durante la actividad, en la que también participaron la titular del Mineduc, Marcela Cubillos, y la de las Culturas, Consuelo Valdés, el gobernante destacó que estos colegios son “una buena idea que está dando frutos fecundos y esas buenas ideas hay que alimentarlas, promover las, proyectarlas y fortalecerlas”.

En su opinión, ello es “el resultado de tres factores fundamentales, en primer lugar el liderazgo, el compromiso, la vocación que han puesto los directores, directoras y el cuerpo docente de los liceos bicentenario”.

Añadió que en segundo lugar se cuenta “el compromiso de los estudiantes, de sus padres y de sus apoderados que entienden perfectamente bien que el éxito o fracaso de la educación no depende solamente de la ministra de Educación o del liceo bicentenario, o de la directora o director o de los profesores, también está el compromiso que ellos mismos tienen que poner, se trata de la educación de esos niños”.

Junto a esto, recalcó que “hay una tercera cosa fundamental, que la calidad de la educación no se juega en la calle, no se juega en las leyes, no se juega en los discursos, se juega principalmente dentro de la sala de clases”.