Acusan al Gobierno de obstaculizar la reposición del voto obligatorio

La diputada Joanna Pérez (DC) sostuvo que la idea del Ejecutivo es que el sufragio siga siendo voluntario al menos en para el plebiscito del 26 de abril próximo en que los chilenos definirán si quieren o no una nueva Constitución y el mecanismo para su redacción.

353

“Han hecho lo imposible por frenar esta reforma; al parecer le temen a tener más participación ciudadana”, aseveró la diputada de la Democracia Cristiana, Joanna Pérez, al cuestionar la estrategia que a su juicio está empleando el Gobierno para evitar que el voto obligatorio sea una realidad cuando se efectúe el plebiscito constitucional de abril.

Luego que la votación en sala del proyecto de reforma constitucional que repone el sufragio obligado quedara pendiente, la también presidenta de la Comisión de Gobierno Interior de la Cámara Baja, sostuvo que La Moneda y la UDI quieren evitar a toda costa su regreso.

“Hemos sido testigos de reiteradas maniobras de parte del Gobierno y de la UDI para que los parlamentarios oficialistas no aprueben este proyecto, tal como están obstaculizando el proceso constituyente, y no quieren hoy día dar pie a algo tan importante que lo ha pedido la ciudadanía que es volver al voto obligatorio para legitimar los procesos electorales, fortalecer la democracia y eso es lamentable”, sostuvo la legisladora.

Al mismo tiempo, Pérez aseguró que el oficialismo parece temerle a la gente. “Chile no puede farrearse la posibilidad de fortalecer la democracia y por eso nosotros no estamos con la calculadora en la mano como lo está haciendo la UDI y el Gobierno, porque nosotros no le tenemos miedo a lo que la ciudadanía nos está demandando y hoy está reclamando en la calle y la gente dice que quiere volver al voto obligatorio porque siente que además de derechos, tiene deberes”, sentenció.

El ministro secretario general de la Presidencia, Felipe Ward, recogió el guante de esta crítica y sostuvo en entrevista con radio Pauta que la posición del Ejecutivo en esta materia se da porque “nos parece que no es el momento adecuado, no es la respuesta adecuada desde la política para lo que está ocurriendo”.

No obstante, añadió que “si el debate se quiere desarrollar, por supuesto que son los parlamentarios los que tienen la facultad, a través del voto, de qué ocurre. Este proyecto es una reforma constitucional, requiere tres quintos de los votos, se votaría el próximo martes en la Cámara, pero el debate sigue abierto y cuando nos consultan por la posición del Gobierno, es la que le he señalado”.

Según informa este jueves el Mercurio, el principio de acuerdo entre oposición y oficialismo para discutir con celeridad la iniciativa en el Congreso, pero la administración del Presidente Sebastián Piñera está poniendo trabas.

Por ello, desplegó a sus autoridades para frenar el despacho del texto, labor de la que estarían a cargo el ministro Ward, y el subsecretario de la Segpres, Juan José Ossa.

Según los cálculos, reponer el voto obligatorio traería consecuencias negativas para la centro-derecha, toda vez que la aprobación presidencial -luego del estallido social- se desplomó a números históricos.