Aldo Valle: “El sistema político tiene más responsabilidad” en lo ocurrido con la PSU

Si bien el vicepresidente del organismo hizo un mea culpa sobre la poca previsión acerca de los hechos que suscitó la rendición de este examen, sostuvo que el proceso “que no tiene naturaleza política, se convirtió en un acontecimiento de carácter político”. Criticó a la ministra Cubillos.

162

“La autocrítica tiene que ver con no haber podido prever que un hecho asociado a un proceso de admisión, se transforme en motivo de protesta social y (…), un proceso que año tras año acontecía con un gran sentido cívico (…). Esa es la principal autocrítica que me haría en lo personal”, expresó este miércoles el vicepresidente del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (Cruch), Aldo Valle.

En conversación con radio Universo, la autoridad a cargo del proceso de rendición de la Prueba de Selección Universitaria (PSU), se refirió al boicoteado proceso que incluyó toma de colegios, bloqueos de acceso a los estudiantes que querían darla, protestas y episodios de violencia por parte de quienes quieren eliminar este sistema como requisito para acceder a la educación superior.

Nosotros no somos un órgano de inteligencia, somos universidades que por muchos años llevan adelante procesos de matrículas. Lo que pasa es que el país convierte un hecho que no tiene naturaleza política, en un acontecimiento de carácter político (…)”, recalcó Valle haciendo frente a las críticas de no haber tomado las providencias del caso para evitar a lo ocurrido teniendo advertencias previas.

No obstante y pese a “la gravedad, la violencia que lamentablemente pudimos observar en la PSU”, el rector de la Universidad de Valparaíso recalcó que entre el “80% y 85%” de los estudiantes pudo rendir la prueba este lunes y martes, salvo la de Historia, Geografía y Ciencias Sociales que debió ser suspendida a nivel nacional luego que se filtrara el facsímil con sus resultados.

MINISTRA “ABSTRUSA”

Respecto de la conducta de la ministra de Educación, Marcela Cubillos, quien cuestionó la organización de la PSU a sabiendas de lo que podía pasar, Aldo Valle precisó el Cruch trabajó el tema directamente con el subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, y otros funcionarios todos los jueves desde noviembre en el Mineduc, y que hubo coordinación con Carabineros para la seguridad de los recintos.

“Me parece al menos abstrusa (incomprensible) la acción de la señora ministra en el sentido que el jueves 2 de enero envía un oficio pidiendo información sobre las medidas tomadas. (…) Pidió respuesta para el día siguiente, y le hicimos presente que habíamos trabajado con el subsecretario de Educación Superior que es el encargado de informarle”.

“Siempre hay que cuidar la ecuanimidad desde luego verbal y también en las acciones. La coordinación con el gobierno ha existido”, repitió, pero lamentó “que después se quiera simplemente deslindar responsabilidades”.

También le señaló que “no es bueno llevar estos asuntos a la contingencia más mezquina de la política que a veces afecta a los gobiernos. Yo soy rector de una universidad y estamos ocupados de que esto ojalá termine lo mejor posible para los jóvenes que no pudieron rendir esta prueba no por responsabilidad del Cruch ni del Demre, sino por la situación que vive el país en que yo creo, el sistema político tiene más responsabilidad que el Consejo de Rectores”, indicó Valle.

“Efectivamente nosotros tenemos responsabilidad, pero está en el ámbito de nuestras competencias. Nuestra competencia no es la seguridad, no es la inteligencia o que el país cuente con las condiciones sociopolíticas que este proceso requiere, eso está más allá del ámbito de competencia y nosotros esperamos que las familias entiendan que hacemos el mejor esfuerzo a partir del carácter de nuestras instituciones”, manifestó el rector.

Finalmente, el Valle apuntó a la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), que calificó como un “triunfo” la suspensión de la prueba, señalando que “las causas nobles, cuando recurren al sometimiento por la fuerza de otros, pierden una virtud que es respetar la dignidad del otro. Volver a esas formas tan violentas es mucho peor para la sociedad que los sesgos que puede tener la PSU”.

Cubillos: Los que llamaron a boicotear la PSU “tendrán que hacerse responsables penal y civilmente del daño causado”