Viera-Gallo y acusación contra Piñera: “Es absurdo decir que él ha violado la Constitución”

El exministro de la Concertación se refirió al momento que vive el país a 53 días del estallido que instaló la crisis social que obligó al Gobierno a cambiar su agenda de prioridades para dar cabida a las demandas ciudadanas y a ser cuestionado por violaciones a los DDHH en democracia.

2188

“No es que la acusación amenace la democracia, pero no cabe duda que en este contexto esa acusación, fuera que no tiene fundamento jurídico, no parece una medida oportuna”, remarca José Antonio Viera-Gallo al sostener que no tiene asidero el libelo presentado por la oposición contra el Presidente Sebastián Piñera.

El exministro socialista de los gobiernos de Ricardo Lagos (2000-2006) y Michelle Bachelet (2006-2010), quien firmó hace unas semanas una declaración junto a otros militantes de su partido, preocupado porque la situación de violencia en ese momento pusiera en riesgo la democracia, se refirió, en conversación con La Nación, al escenario actual del país.

“Estamos todavía en una situación anómala para el país. Evidentemente, ha habido una disminución de los actos de violencia, pero todavía no se puede dar la crisis por superada”, señala.

Pone el acento en que “en la medida que disminuya la violencia y esa inquietud (de la ciudadanía) se vaya canalizando con reformas de fondo, la democracia puede salir fortalecida; si aumentan o vuelven los actos de violencia y se entrampa el proceso de cambio, evidentemente que la democracia sigue amenazada”.

En ese sentido, destaca que “hay buenas noticias” en materia constitucional como el acuerdo en torno a la la fórmula para llamar al plebiscito y la convención constituyente, quedando tres temas pendientes como las cuota para indígenas, mujeres e independientes, el voto los chilenos en el exterior para este proceso y rebajar la edad de los votantes, “que espero se puedan resolver satisfactoriamente, y eso es una muy buena noticia”.

Asimismo, apunta, que “tenemos malas noticias económicas derivadas de la situación que hemos vivido con los saqueos, los destrozos y, bueno, lo que se está buscando es encausar el proceso y las justas demandas de la gente, de la inmensa mayoría que sale en forma pacífica a las calles buscando una sociedad más justa, más solidaria”.

Consultado acerca del paquete de medidas sociales anunciadas por el Gobierno para recuperar el crecimiento, el político considera que “ha tomado varias medidas positivas en el campo social que han sido aprobadas por la oposición en Parlamento, pero lo que le ha faltado es un proyecto de transformación más profunda, donde la clave está en cambiar el sistema de pensiones y hacer una reforma más drástica en el sistema de salud”.

Respecto de aquellas para recuperar la economía y el empleo, José Antonio Viera-Gallo dice que “me parecen en general bien, pero para poder mirar todo en su conjunto es muy importante establecer un estándar social de mayor envergadura que va a significar necesariamente un cambio tributario, un aumento de las cargas tributarias por sobre el 20% del PIB y mientras eso no ocurra tendrá que haber un mayor endeudamiento del Fisco”.

Enfatiza que ello es posible de realizar porque el costo económico mayor es que la crisis en el país siga. “En la medida que el país empiece a normalizarse, la economía chilena puede recuperar su ritmo de funcionamiento”.

“ACUSACIÓN NO ES OPORTUNA”

Requerido sobre si la acusación constitucional que enfrenta el Presidente Piñera, cuya cuestión previa será analizada a partir de este jueves por la Cámara de Diputados, afecta el camino que se sigue para que Chile retome el rumbo, Viera-Gallo sostiene que “no es que la acusación amenace la democracia, pero no cabe duda que en este contexto esa acusación, fuera que no tiene fundamento jurídico, no parece una medida oportuna”.

Creo que no es el momento de plantear ese problema, además como vimos que no tiene fundamento constitucional, porque se puede criticar, y yo mismo puedo criticar la gestión de Sebastián Piñera, pero yo no puedo decir que él ha violado la Constitución o las leyes. Eso es absurdo, digamos, pero hay que ver qué pasa en la Cámara de Diputados, pero no le atribuyo mayor trascendencia”.

CRISIS COMO UNA OPORTUNIDAD

Respecto a cómo evalúa el rol asumido por el Ejecutivo en esta crisis que lo pilló desprevenido y las debilidades y fortalezas que asoman, remarca que “la mayor debilidad es que no percibió la envergadura de la crisis, en segundo lugar, que las medidas que toma van en la dirección adecuada, sin embargo, da la impresión que fueran como reacciones, como que es a contrapelo”.

“Creo que lo importante aquí es entender que las crisis son una oportunidad, entender que se abre una nueva etapa para la sociedad chilena y que el Gobierno debiera conducir junto con las otras fuerzas políticas esa etapa”, complementa, poniendo de ejemplo el papel del ministro de Hacienda, Ignacio Briones, y su actitud de diálogo para propiciar cambios.

No soy quién para hacerle un llamado al Presidente, él tiene más antecedentes que yo, pero como todo presidente puede acertar o equivocarse”, según las decisiones que tome, completa.