Presidente y su esposa se reunieron con familiares de pasajeros de avión FACH siniestrado

El jefe de Estado llegó pasado el mediodía al Comando Logístico de la institución en Cerrillos, para acompañar a las familias de las 38 personas que perdieron la vida en este fatal accidente del Hércules C-130 que tenía como destino el territorio antártico.

171

Justo cuando el comandante en jefe de la Fuerza Área, general Arturo Merino, conformaba la muerte de los 38 ocupantes del avión de la institución siniestrado el pasado lunes en el mar de Drake, Región de Magallanes, el Presidente Sebastián Piñera, se reunió con familiares de las víctimas en Santiago.

El encuentro privado en el que también participó la Primera Dama, Cecilia Morel, tuvo lugar en la sede del Comando Logístico de la institución, donde se han concentrado los seres queridos de los 17 tripulantes y los 21 pasajeros de la aeronave cuyos restos fueron hallados flotando el miércoles 30 kilómetros al sur de donde se registró el último contacto con los pilotos.

Los elementos que notoriamente confirmaban la caída del Hércules C-130, dieron paso a la ratificación de lo inevitable, que no había sobrevivientes de la tragedia que enluta a la FACH, a las familias de sus efectivos que viajaban en él, de los tres oficiales del Ejército y de los tres civiles que iban hacia la Antártica el pasado lunes.

Por ello, el mandatario y su esposa se hicieron presentes en las dependencias de esa unidad en la comuna de Cerrillos, donde entregaron su pésame a los deudos y los acompañaron en estos difíciles momentos en que aún están asimilando lo ocurrido con sus seres queridos.

Antes de dirigirse a ese lugar, el gobernante participó de una actividad con adultos mayores junto a su señora y los ministros del Trabajo, María José Zaldívar y de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, para informarles sobre el pago a contar de esta jornada de las pensiones del Pilar Solidario con el aumento aprobado en el Congreso días atrás.

General Merino: “Por la condición de los restos” encontrados “es prácticamente imposible que haya sobrevivientes” del C-130