Beatriz Sánchez respalda acuerdo por nueva Constitución y acusaciones contra Chadwick y Piñera

La excandidata presidencial del Frente Amplio también consideró un error que diputados del bloque hayan votado a favor de la ley que penaliza los saqueos.

570

Beatriz Sánchez, vocera del Frente Amplio, se refirió al cuestionado acuerdo constitucional firmado por parte de RD y Gabriel Boric para la elaboración de una nueva Constitución, sosteniendo que este acuerdo multisectorial ayudará a avanzar hacia una nueva Carta Magna y superar la dictada por Pinochet.

“Estoy 100 por ciento de acuerdo con el pacto que se firmó. Creo que parte importante de lo que se ha logrado, ojo, no se logró en el Parlamento por los parlamentarios, se logró en las calles, es cambiar la Constitución de Pinochet”, declaró en entrevista al programa “Nuevo pacto” de  Chilevisión y CNN Chile.

La firma de este acuerdo provocó un remezón al interior del Frente Amplio y significó que el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, renunciara a su militancia en Convergencia Social, junto a otros 73 militantes. En tanto otros militantes del FA como Pamela Jiles o Tomás Hirsch, hicieron ver su profunda diferencia al respecto.

Sin embargo consideró como un error que diputados del bloque concurrieran con sus votos a la ley que penaliza saqueos.

Sánchez señaló que “fue un error votar la ley, lo que se quiso fue votar el artículo que tiene que ver con los saqueos, pero se termina votando en general en una ley que criminaliza otros aspectos de la movilización”.

Además manifestó su posición favorable contra la acusación constitucional presentada contra el exministro Andrés Chadwick y contra el presidente Sebastián Piñera, la que se votará el próximo jueves en la Cámara de Diputados.

“Yo apoyo la acusación constitucional porque creo que las violaciones a los derechos humanos tienen responsables en el exministro del Interior y el Presiente”, señaló.

En relación a la agenda social del Gobierno, Sánchez la criticó. “Hasta el momento la agenda social no ha tocado a los grandes. No ha tocado un pelo a las AFP, a las Isapres, a las cadenas de farmacias ni a la banca. Hoy día la agenda social es el Estado tratando de hacer un esfuerzo por poner unas lucas sobre la mesa”, expresó.

Agregó que “esto no se va a calmar con un par de leyes (…) Esto es un Chile distinto que está naciendo que nos desafía a todos y a todas”.