Extinction Rebellion sabotea monopatines eléctricos por ser una “catástrofe ecológica”

Argumentando el daño que le infringen al medioambiente, la agrupación se reivindicó la acción acometida en Francia y prometió acabar con estos “juguetes de los capitalistas verdes” en las ciudades que deben ser más “sociables, menos rápidas, con relaciones humanas más serenas”.

111

El grupo de desobediencia civil Extinction Rebellion (XR) reivindicó este jueves haber saboteado miles de monopatines eléctricos en París y otras ciudades de Francia por considerarlos una “catástrofe ecológica”.

La acción del grupo ecologista coincidió con la jornada de huelga general en el país galo contra la reforma del sistema de pensiones que paralizó fuertemente el transporte público, especialmente en la capital.

En total, 3.600 monopatines de libre servicio fueron dejados fuera de servicio, la mayoría en París y Lyon (centro-este), tapando el código de barras necesario para desbloquearlos.

XR denunció que contrariamente a su “imagen de moda sostenible”, estos rodados dañan gravemente el medioambiente por su producción “energívora”, su corta duración de vida, el coste energético de su transporte, lo poco que se reciclan sus baterías de litio y el hecho de que, según asegura el grupo, se empleen más para reemplazar los desplazamientos a pie que en auto.

El grupo nacido en Gran Bretaña y promotor de la desobediencia civil para forzar a los gobiernos a luchar contra el cambio climático, criticó además los monopatines eléctricos por “romper la huelga”, al ofrecer una alternativa al transporte público.

La agrupación prometió nuevas acciones para acabar con estos “juguetes de los capitalistas verdes” en las ciudades que deben ser más “sociables, menos rápidas, con relaciones humanas más serenas”.

El monopatín eléctrico en libre servicio se desarrolló a gran velocidad en el último año en grandes ciudades occidentales.

Francia: Transporte paralizado y escuelas cerradas por huelga contra reforma de pensiones