Custodio del “comandante Ramiro” enfrenta sumario por ingresar celular y viagra a la CAS

Un control de rutina diario que deben hacerse entre los propios efectivos para evitar irregularidades, reveló que el gendarme traía consigo esos elementos que están prohibidos en el penal. Se cree que estos estaban destinados al extraditado exfrentista.

735

Un sumario para establecer los motivos, procedencia y destino de elementos que están prohibidos de ingresar a la Cárcel de Alta Seguridad (CAS), enfrenta un funcionario de Gendarmería que forma parte de un grupo dedicado especialmente a custodiar a Mauricio Hernández Norambuena.

La situación quedó al descubierto la mañana del miércoles cuando en pleno control de rutina, el gendarme fue revisado por uno de sus cinco compañeros del grupo del Subdepartamento de Servicio Especializados Penitenciaros (SSEE) que se turnan para custodiar las 24 horas del día al exfrentista que cumple la condena por el crimen del senador Jaime Guzmán y que había dejado pendiente cuando se fugó de ese mismo penal en 1996.

Fue en ese momento, según informó La Tercera PM, en que detectaron un celular, tres cargadores para este dispositivo móvil y tres cajas un medicamento cuyo compuesto es el viagra, todos elementos que se presumen, estarían destinados al denominado “comandante Ramiro” y que están estrictamente prohibidos en los recintos penitenciarios.

El gendarme, que recién era la segunda vez que iba a custodiar a Hernández Norambuena, estaba haciendo un reemplazo y aseguró no saber que no podía ingresar con esos insumos al recinto.

Por ello, la institución ordenó un sumario administrativo y el correspondiente Decreto con Fuerza de Ley para darlo de baja por incumplimiento de deberes, en un caso que aún está en proceso de investigación para indagar si hay más involucrados.

El exmiembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) permanece recluido en el penal desde el 20 de agosto pasadp, cuando fue extraditado desde Brasil, donde estará hasta 2046, luego de que el 2 de septiembre el ministro en visita Mario Carroza le impuso 15 años de presidio por el homicidio del senador Guzmán y otros 15 por el secuestro de Edwards del Río.

Ambas sentencias las había quebrantado tras fugarse desde esa misma cárcel en diciembre de 1996. Desde esa histórica huida, el Gobierno ha ido aumentando las medidas de seguridad del penal y le puso mallas antiaéreas al patio de la cárcel.