Ubilla: “Estamos estudiando una línea de nuevas armas no letales” para Carabineros

La decisión se tomará luego de contar con la asesoría que entregará la Guardia Civil y la Policía Nacional de España, la Policía Federal de Alemania y el general Óscar Naranjo, ex director de la Policía Nacional de Colombia, en un encuentro fijado para este jueves.

347

Renovar el cuestionado material antidisturbios utilizado en estas 47 jornadas de estallido social, de modo que éstos impliquen mayor tecnología y menor riesgo para la salud y vida de los ciudadanos que participan en manifestaciones o transitan por lugares donde hay violencia, es la tarea a la que está abocada el Gobierno.

Estamos en un plan de dotar rápidamente a Carabineros de equipamiento nuevo para recuperar parte de lo que hemos perdido (en manifestaciones y protestas) y, en 2020, dotarlo con una nueva capacidad tecnológica y operativa importante”, señaló el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

En esa línea, la autoridad explicó que están analizando “una línea de nuevas armas no letales” para enfrentar los hechos como los registrados en el marco de la crisis social, como por ejemplo un dispositivo acústico que usan las unidades policiales de más de 60 países para dispersar los desórdenes públicos, sin necesidad de utilizar un elemento más nocivo.

“Hay recursos que vamos a estudiar con la asesoría de policías internacionales, como disuasivos acústicos, los tintes para el carro lanzagua, gas pimienta; en fin, una serie de elementos no letales que hoy utilizan las policías del mundo”, dijo Ubilla a El Mercurio, añadiendo que “no quedamos con el lanza agua, que es de los 80, y el lanza gases, que es de los 70”.

Cabe recordar que el 11 de septiembre de 2008 Carabineros estrenó en Lo Hermida un equipo llamado Long Range Acustic Device (LRAD), dispositivo sonoro antidisturbios que genera ruidos por sobre los 100 decibeles.

La decisión se tomará luego de contar con la asesoría que entregará la Guardia Civil y la Policía Nacional de España, la Policía Federal de Alemania y el general Óscar Naranjo, ex director de la Policía Nacional de Colombia, en un encuentro fijado para este jueves.

El subsecretario detalló que ya se adquirieron 34 retenes móviles y dos carros lanza agua, uno que llega en diciembre y otro en enero, a los que se suman 11 carros lanza gases, 21 furgones para transporte de personal y también equipamiento de protección personal como cascos, guantes y trajes o prendas antillamas.

Además, se recapacitará a 630 funcionarios de la policía uniformada en el uso de la escopeta antidisturbios, enfatizando el respecto de los derechos humanos.

DELINCUENCIA PURA Y DURA

Requerido sobre un balance de esta crisis, Ubilla señaló que desde el 27 de noviembre, cuando se produjo un aumento significativo de los hechos de violencia, han identificado “que lo que queda en la calle es pura y dura delincuencia común”.

“Hoy no se asocia a una marcha masiva, sino a hechos aislados coordinados sin presencia de manifestación. Lo que se cambia es la estrategia de control del orden público a una estrategia de combate a la delincuencia”, sostuvo la autoridad.

Por último indicó que los organismos competentes están analizando “la perseverancia de estos grupos en ciertos sectores emblemáticos, en distintas ciudades del país”.