Prueba PISA: Chile lidera en Latinoamérica, pero quedó bajo el promedio OCDE

Nuestro país se ubicó en el puesto número 43 de 79, seguido a nivel latinoamericano por Uruguay (48), Costa Rica (49) y México (53). Más atrás quedaron Brasil (57), Colombia (58), Argentina (63), Perú (64), Panamá (71) y República Dominicana (76).

874

Los resultados de la prueba internacional PISA, que es aplicada por la OCDE a escolares de 79 países y territorios, fueron dados a conocer este martes en París, Francia, donde Chile quedó muy bien evaluado a nivel latinoamericano, pero quedó bajo el promedio de los países pertenecientes a la OCDE.

El examen, que se aplica cada tres años, se realizó en 2018 y evaluó materias como Ciencia, Matemáticas y Lectura a alumnos de 15 años. En Chile fue rendida por 9 mil estudiantes.

Nuestro país lideró Latinoamérica, ubicándose en el puesto 43 de 79, seguido de Uruguay (48), Costa Rica (49) y México (53). Más atrás quedaron Brasil (57), Colombia (58), Argentina (63), Perú (64), Panamá (71) y República Dominicana (76).

En 2015 los mejores clasificados de la región también fueron Chile, que en 2018 incrementa su promedio, y Uruguay, que baja su media, seguidos por Costa Rica, Colombia y México.

“Sin la educación adecuada, los jóvenes languidecerán al margen de la sociedad, incapaces de enfrentar los desafíos del futuro mundo del trabajo, y la desigualdad seguirá aumentando”, afirmó el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, al presentar el informe en París, en la inauguración de una conferencia de dos días sobre el futuro de la educación.

A nivel mundial, Asia, y en especial China, brillaron una vez más en la prueba PISA. El informe concluye este año que uno de cada cuatro estudiantes en los países de la OCDE “no puede completar incluso las tareas de lectura más básicas”, lo que significa que es probable que tengan dificultades “para encontrar su camino en la vida en un mundo digital cada vez más volátil”.

Según el informe, la mayoría de los países, particularmente en el mundo desarrollado, han visto pocas mejoras en su desempeño durante la última década, a pesar de que el gasto en educación aumentó en un 15% durante el mismo período.

“Cada dólar invertido en educación genera grandes dividendos en términos de progreso social y económico y es la base de un futuro inclusivo y próspero para todos”, agregó Gurría.

En promedio, las niñas sobrepasan a los niños en lectura en los países de la OCDE, mientras que en el mundo las diferencias más estrechas se dan en Argentina, Pekín, Shanghai, Jiangsu y Zhejiang (China), Chile, Colombia, Costa Rica, México, Panamá y Perú. En general los hombres están por encima de las mujeres en matemáticas, pero por debajo en ciencia.

Los mejores situados en el informe son cuatro ciudades y provincias chinas (Pekín, Shanghai, Jiangsu y Zhejiang), seguidas por Singapur, Macao (China) y Hong Kong (China), Estonia y Canadá.

“En muchos países asiáticos, la educación de los niños es la prioridad número uno, los profesores siguen formaciones de calidad y se invierte en los establecimientos que viven en dificultad”, explica Éric Charbonnier, especialista de educación de la organización.