Mañalich: “Es evidente que hay personas en la calle armadas por todos lados”

El titular de Salud atribuyó a civiles con escopetas con perdigones que están incrementado las lesiones de las personas que se manifiestan sin mediar provocación, lo que ha disparado el aumento de víctimas por daño ocular severos y más leves que no sólo se pueden atribuir a la policía.

546

“Siguen llegando casos y hoy es evidente que hay personas en la calle armadas por todos lados. Hay gente en las manifestaciones que usa escopetas de perdigones, afirmó este lunes el ministro de Salud, Jaime Mañalich, sobre el explosivo aumento de traumas oculares que hasta ahora sólo se le atribuían a Carabineros.

El secretario de Estado hizo mención a que en medio de las manifestaciones hay civiles armados que serían la causa de la abundancia de las lesiones a la vista que han presentado cientos de chilenos en los recintos asistenciales.

Desgraciadamente, la lesión oftalmológica se ha presentado como un indicador de la violencia en la calle. Es una situación extraordinariamente grave, que produce una discapacidad inmediata”, dijo el titular de Salud a La Tercera.

Añadió que hasta ahora hay registro de más de 40 personas que tienen definitivamente pérdida de la visión de un ojo, ya sea porque perdieron el globo ocular o la visibilidad completa.

A este respecto, indicó además que el presupuesto del “Programa Integral de Reparación Ocular” presentado el 11 de noviembre “no tiene límite” y se hace cargo del tema.

“Desde la Presidencia nos autorizaron todo el gasto que fuera necesario. Hasta ahora, tenemos una necesidad de más de $600 millones. Cada caso tiene un costo de entre dos y ocho millones de pesos”, explicó.

En otra materia, Mañalich abordó la reforma que el Ejecutivo quiere introducir al Fondo Nacional de Salud (Fonasa). Insistió en que este es el cambio “más importante en los últimos 40 años” y está “en consonancia con las demandas de los movimientos sociales”.

Subrayó que el nuevo Plan de Salud Universal de Fonasa tendrá un costo de $70 mil mensuales por persona. Es más caro de lo que hoy día gasta Fonasa, $30 mil más caro. Calcula que esto implica aumentar el gasto público en salud en el orden de $400 mil millones al año.

Eso significa un punto porcentual del Producto Interno Bruto, de cinco a seis. Además, se va a revisar cada año y se va a calcular su valor para mejorar el presupuesto de Salud de acuerdo al aumento del costo”, concluyó.