Toma de rehenes en Río de Jaineiro concluyó tras varias horas y sin heridos

"El secuestrador fue preso. El equipo del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) ingresó al bar y lo inmovilizó con un arma de electrochoque. Antes de eso, los dos últimos rehenes fueron liberados", afirmó a periodistas un portavoz de la policía afuera del cerco de seguridad montado alrededor del bar, ubicado en la región turística de Lapa. 

211

Una toma de rehenes en un bar del centro de Río de Janeiro concluyó tras varias horas sin ningún herido y con el secuestrador detenido, informó la policía.

“El secuestrador fue preso. El equipo del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) ingresó al bar y lo inmovilizó con un arma de electrochoque. Antes de eso, los dos últimos rehenes fueron liberados”, afirmó a periodistas un portavoz de la policía afuera del cerco de seguridad montado alrededor del bar, ubicado en la región turística de Lapa.

Nadie resultó herido en el rescate, precisó la institución.

El secuestrador tiene 41 años, vive en un apartamento ubicado encima del bar y trabaja vendiendo caipirinhas en una calle cercana, dijo a la AFP uno de sus amigos, que no quiso identificarse.

Según la misma fuente, semanas atrás el hombre protagonizó una pelea con un vigilante del bar debido al ruido del establecimiento y las mesas dispuestas en la calzada; la toma de rehenes sería una “venganza” por aquel episodio, añadió. 

El incidente comenzó alrededor de las 15H00 (18H00 GMT) del viernes, con siete personas retenidas. A lo largo de la tarde, la policía fue negociando la liberación paulatina de los rehenes, hasta anunciar la salida de la última persona, hacia las 10H30 (01H30 GMT).

Lapa, ubicado en el centro de Río de Janeiro, es un barrio que concentra un gran número de bares y centros de diversión nocturna frecuentados por turistas brasileños y extranjeros todos los días de la semana.