El “Negro Matapacos” revive a través de exposiciones de arte y el culto estético

La mascota de la revolución protagoniza poleras, tazones, banderas, cómics y otras manifestaciones artísticas que dan cuenta -no de la muerte de un símbolo- sino del nacimiento de un ícono nacional. Artesanos, artistas y galerías de arte dedican su trabajo y espacio al quiltro favorito del país.

2030

Como las leyendas, el culto a la figura del “Negro Matapacos” parece aumentar ahora que se fue al cielo de los perros y al ser siniestrada una de sus múltiples representaciones en el Parque Balmaceda. La ciudad solo alcanzó a estar media mañana sin su vigilante antes de que la misma sociedad de apreciación del perro del pañuelo rojo levantara otro con flores, ramas y hojas del parque.

No ha habido tiempo para una sensación de orfandad tras la partida de la radical mascota. El estallido social también ha detonado una diversa galería de manifestaciones culturales con este perro como referente. Uno de los más llamativos es el cómic del ilustrador Guido Salinas con guion de Sebastián Castro -el mismo dibujante de la saga mapuche heroica “Guardianes del Sur”- que ha demostrado ser una interesante mirada al movimiento social desde la psique del perro mascota del invencible “Pareman” enfrentado a los perdigones de Carabineros, en una narrativa de historieta adulta y dinámica.

En el periodo de crisis que ha paralizado a parte del comercio, algunas industrias pymes y familiares se reinventan gracias al icónico personaje y han creado manualidades inspiradas en el “Negro Matapacos” con materiales como lana, cerámica y filamentos de impresora 3D. Es el caso de los exitosos prendedores de lana (al estilo japonés del amigurumi) que tejen una pareja de adultos mayores para soportar el momento por el que pasa su tienda de bisutería ubicada en el Mall Chino.

Lo que partió como una figurita de prueba se viralizó en Instagram y hoy es un amuleto para el que la pareja de artesanos apenas da abasto, explican en @matapacos4ever. Lo mismo la joven licenciada en arte e ilustradora @nati.pajarito, que ha popularizado la inconfundible figura del perro de la rebelión moldeado en cerámica y en versiones para colgantes o para pegar en el refrigerador.

Varias de estas manufacturas componen también la Exposición Fotográfica y Audiovisual “Negro Matapacos” que puede verse en la Galería Gran Refugio (Dardignac 0106, Recoleta) y que invita, no solo a revisar la contingencia a través de diversas piezas artísticas y de registro sobre el fallecido can, sino a darle algo de vida al Barrio Bellavista que ha sido otro caído junto al quiltro de pañuelo rojo al cuello. La entrada es voluntaria y parte de lo recaudado irá en ayuda de brigadas de ayuda a personas heridas en la protesta.