Ventas del comercio cayeron 17,2% en octubre producto de la crisis social

La información la entregó la Cámara Nacional de Comercio (CNC), que reiteró que el sector es víctima de múltiples ataques, incendios y saqueos, afectando fuertemente el capital de trabajo, además de poner en riesgo la integridad física de los trabajadores y consumidores.

108

La actividad del comercio minorista presencial en la región Metropolitana, en términos de locales equivalentes, mostró en octubre una fuerte caída de 17,2% real anual, baja que se explica por el estallido social precisamente en ese mes.

La información la entregó la Cámara Nacional de Comercio (CNC), que reiteró que el sector es víctima de múltiples ataques, incendios y saqueos, afectando fuertemente el capital de trabajo, además de poner en riesgo la integridad física de los trabajadores y consumidores.

En cuanto a las categorías, los resultados de octubre evidencian que las más afectadas han sido las de bienes durables y semi-durables, mientras que la línea tradicional supermercados, la cual incluye abarrotes y perecibles, sufrió una menor caída dado la compra compulsiva que se vivió tras el estallido social en los distintos supermercados por miedo a un posible desabastecimiento.

En todo caso, según la CNC, el sector minorista ya venía debilitado y sumando estos acontecimientos alcanza una baja en sus ventas presenciales de 2,6% en lo que va del año, y donde, incluyendo las ventas online, se estima un resultado prácticamente nulo en el sector entre enero y octubre.

La CNC advirtió que la magnitud de las caídas en lo que resta del año va a depender mucho de lo que pase en adelante, dado que aún los acontecimientos que afectan al sector están en curso y no se sabe cuándo se volverá a una relativa normalidad.

En ese sentido, señaló que noviembre ha sido un mes que ha continuado marcado por las manifestaciones y la violencia, donde aún no se ha logrado restablecer el orden público.

Si bien la segunda quincena ha mostrado cierta recuperación en los horarios de funcionamiento del sector y por ende en sus ventas respecto a la primera mitad del mes, aún se mantiene una inestabilidad e inseguridad.

Mencionó que los horarios aún no llegan al 100% de lo acostumbrado en muchos de los establecimientos y a esto se suma un consumidor que ha visto afectado fuertemente su ánimo de compra, sobre todo en productos que no son de primera necesidad.

“De esta manera, estimamos que, en la medida que el escenario no empeore, en noviembre el índice de ventas minoristas presenciales de la región Metropolitana podría terminar con una baja entre 10% y 15%, cerrando este indicador el 2019 con una caída entre 3 y 5%”, concluyó la CNC.