El Presidente Sebastián Piñera estuvo presente este jueves en la ceremonia de graduación de nuevos detectives egresados de la Escuela de Investigaciones Policiales de la PDI, en donde se refirió nuevamente a la crisis social que vive el país.

En su discurso, el Mandatario manifestó que “estamos viviendo tiempos muy difíciles. La sociedad chilena necesita más que nunca los servicios de nuestras Fuerzas de Orden y Seguridad, la PDI y Carabineros de Chile. Por esa razón quiero que tengamos conciencia. Aquí no hay que dar espacio ni a la tibieza ni a la ambigüedad. Ni mucho menos a la debilidad”.

El Jefe de Estado reiteró que “estamos enfrentando un enemigo poderoso, implacable. Que no respeta a nada ni a nadie, que no respeta la vida de los seres humanos, que no respeta a nuestros héroes, como lo vimos con la degradación y ofensa de la estatua de Arturo Prat. Que no respeta nuestras infraestructuras más básicas como son el Metro o como nuestros hospitales. Un enemigo que actúa con una planificación profesional y una maldad sin límite”.

Agregó que “la democracia, la sociedad, los chilenos, tenemos no solamente el deber, tenemos el derecho de defendernos de este poderoso e implacable enemigo. Con las armas que nos entrega la Constitución, ley y estado de derecho. Y por esa razón creo que hoy día necesitamos perfeccionar esas herramientas y esos instrumentos, para que nuestras fuerzas de orden y seguridad puedan proteger mejor a nuestros ciudadanos, puedan proteger mejor a nuestra sociedad”.

El Jefe de Estado explicó que la legislación actual en Chile no es suficiente para enfrentar a los vándalos y encapuchados. “Requerimos leyes más severas para poder enfrentar con mayor eficacia a este implacable enemigo”, añadió.

El Presidente también sostuvo que se necesita modernizar el Sistema Nacional de Inteligencia y Carabineros.