Telefónica abandona Chile para potenciar sus inversiones en Europa: Sólo se quedará en Brasil

La determinación no sólo afecta el negocio en suelo chileno, sino también a los de Perú, Uruguay, Colombia, México, Ecuador y Venezuela, debido a las “incertidumbres geopolíticas” desencadenadas de las crisis sociales de esos países.

9398

“Las incertidumbres geopolíticas y macroeconómicas y regulatorias, y la elevada competencia en el sector requieren una asignación del capital cada vez más exigente”, señaló este miércoles el presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, al explicar por qué la compañía resolvió cesar sus operaciones en Chile.

La decisión oficializada a 40 días del estallido de la crisis social en el país, fue tomada por la firma de telecomunicaciones luego de permanecer 30 años en territorio chileno y no sólo afecta al país sino también a sus representaciones en el resto del cono sur: Perú, Uruguay, Colombia, México, Ecuador y Venezuela.

La nueva estrategia aprobada por el Consejo de Telefónica es vender su negocio y priorizar a España, Alemania, Reino Unido y Brasil, único en la región en que seguirá, como mercados clave para potenciar la creación de Telefónica Tech, con foco en ciberseguridad, Big Data y cloud y la redefinición del centro corporativo.

“Nuestras operaciones en Hispanoamérica eran hasta hace unos años el motor de crecimiento de la compañía. Sin embargo, las condiciones particulares en estos mercados han impactado en la evolución de nuestros negocios, mermando su contribución en los últimos años por distintos motivos”, expuso el máximo directivo.

Con ello, se refirió al entorno macro y regulatorio, mayor presión competitiva, una escala insuficiente o la volatilidad de las divisas.

En agosto pasado, la empresa de origen español puso a la venta su emblemática torre ubicada a pasos de Plaza Baquedano, epicentro de las manifestaciones ciudadanas y los incidentes y disturbios derivados de ellas que culminaron con la fachada del edificio vandalizada.