Olivari quiere ser alcaldesa de Viña: La crisis social sirvió para entender que “a los chilenos hay que escucharlos”

Su decisión de ser candidata, su evaluación de la labor de Virginia Reginato y su opinión sobre si se debe realizar el Festival de Viña tras el estallido social, son algunos de los temas conversados con la artista nacional que busca el sillón de la municipalidad de la Ciudad Jardín.

1757

Queda menos de un año para las elecciones. El próximo 25 de octubre de 2020 se llevaran a cabo los comicios para elegir gobernadores, por primera vez, y también para elegir alcaldes. Y ya comenzaron a surgir nombres y a comenzar campañas, especialmente para las municipales.

Y una de las llamativas candidatas que ya inició su carrera es la showoman Marlen Olivari. La artista quiere ser alcaldesa de Viña del Mar y suceder en el cargo a Virginia Reginato que va a cumplir cuatro periodos en el municipio y aspira a ser reelecta nuevamente.

En entrevista con La Nación, Marlen señaló que tomó la decisión de postular a la alcaldía de la Ciudad Jardín porque “conozco muy bien Viña, la conozco como la palma de mi mano por cielo, mar y tierra. La gente me lo pide un montón, porque me quiere mucho, siempre he estado junto a ella cuando lo ha necesitado, hago mucha acción social, siempre he estado presente en todo lo que más puedo”.

La artista afirmó que “cuando se les ocurrió a algunos partidos proponérmelo hace más de un año yo lo empecé a evaluar de forma más seria. En ese momento yo armé un equipo de cientistas políticos, abogados, periodistas y sociólogos empezamos a ver la posibilidad de qué tan factible podría ser, hicimos algunas encuestas y la verdad es que el resultado fue impresionante, nos dimos cuenta de que sí era muy factible lograr una alcaldía”.

A pesar de la propuesta que le habrían hecho la DC, Evópoli y RN, “con mi equipo decidimos ir como independiente. Agradezco mucho que los partidos se hayan fijado en mí, pero tomamos la decisión de no estar con un partido, sino que estar cien por ciento independiente”.

Respecto a los temas que le interesa reforzar, la exfigura de “Morandé con Compañía” aclaró que aún “estamos armando el programa”, pero que de todas maneras “la seguridad es un tema muy importante y la salud es fundamental, ya que Viña tiene 350 mil habitantes y solamente tenemos un hospital, por lo tanto, sería de extrema urgencia poder tener otro y yo poder ayudar a gestionar eso”.

En enero de este año, la Contraloría General de la República informó que detectó un déficit de $17.500 millones en la municipalidad. Según Olivari, “eso ya es parte de los tribunales y de Contraloría”, pero agregó que “si Dios quisiera y llegara yo a la alcaldía, habría que hacer una auditoría en profundidad para ver realmente cuánto es lo que falta y ver con un equipo especializado cómo salir de eso”.

¿Cuál es tu evaluación de la labor realizada por la alcaldesa Reginato?

– La gente me manifiesta que hay una especie de descontento (…) No es mi costumbre descalificar a las personas, pero igual sería lindo poder darle una inyección de nueva energía para Viña del Mar, sería lindo poder hacer una renovación completa, poder partir con nuevos aires, creo que a Viña le haría muy bien.

¿No te preocupa que durante la campaña te critiquen por lo que has realizado en televisión y tu carrera artística?

– En lo que yo me he dedicado durante 30 años de carrera solamente tiene méritos. Me he dedicado durante 30 años al teatro, que es lo que yo estudié, mi vida como actriz ha sido maravillosa y me he dedicado también durante 30 años a recorrer Chile entero entregándole entretención y alegría a las familias chilenas. Si hay algo que puedan decir de mí son solamente cosas buenas y valorar lo que yo le he entregado a mi país con el humor y con la entretención. Yo me siento tremendamente orgullosa de todo lo que he hecho en mi carrera artística y si naciera de nuevo volvería a hacer lo mismo, porque creo que tiene mucho mérito entretener y dar alegría.

LA VISIÓN DE MARLEN SOBRE EL ESTALLIDO SOCIAL

Olivari también se refirió al contexto nacional, tras el inicio el pasado 18 de octubre de la crisis política y social en Chile. La viñamarina que quiere ser alcaldesa hizo una evaluación de la situación y dio su opinión respecto a si se debe realizar el Festival de Viña del Mar en febrero próximo.

¿Cuál es tu opinión respecto a lo que pasa en el país?

– Claramente hay un descontento nacional de todos nosotros, un descontento por los sueldos bajos que a todos nos afecta, el sueldo mínimo es muy bajo, la pensión solidaria es muy baja y los abuelitos no pueden vivir con eso. Las AFP también son un tema importante. Pero hay algo más grave y es que todos hemos perdido la credibilidad en las personas, sobre todo en los empresarios y en las autoridades.

¿Cómo crees que lo ha hecho el Gobierno?

– Esto es algo que nos sorprendió a todos, sobre todo en la forma que fue con tanta violencia. Creo que al Gobierno lo tomó por sorpresa, pero esto nos ha servido a todos para darnos cuenta de que a los chilenos hay que escucharlos y que tenemos que conversar. Esta es una rabia acumulada de hace muchos años, tenía que pasar esto, seguramente era como una olla a presión que en algún minuto iba a explotar y creo que el Gobierno entendió ahora que hay que escuchar a la gente y que hay que hacer consultas ciudadanas, que son fundamentales. Hay que hacer partícipe a la gente de las decisiones, hay que darle la posibilidad a las personas que decidan lo que quieren para su vida, para su país y también para su ciudad.

¿Cómo evalúas la acción de Carabineros? ¿Crees que ha habido violación a los derechos humanos?

– Lo único que puedo decir es que en la violencia todos salen perjudicados, la violencia nunca debe ser permitida, no es la forma de hacer las cosas, todos queremos paz, todos queremos vivir en armonía y creo que definitivamente con la violencia todos han salido trasquilados, tanto los civiles como la policía. No queremos ver más gente herida, no queremos más gente sufriendo.

Y en este contexto, ¿crees que se debe realizar el Festival de Viña del Mar?

– El Festival de Viña es una instancia de entretención para la familia de todo Chile (…) Creo que puede ser un error suspender el evento, porque la gente también necesita entretenerse, sobre todo en estos momentos en que hemos tenido tanta violencia y la gente ha estado mucho más estresada. También el Festival para los viñamarinos significa un ingreso en el turismo muy importante, por lo tanto, pensemos que los comerciantes han perdido tantas ventas y debemos entender que ellos necesitan recuperar esa pérdida. La época estival, con las playas y el Festival, son dos meses importantes donde hay que darle la oportunidad a la gente de recuperar todo lo que han perdido. Ahora, en el futuro yo creo que tenemos que hacer consultas ciudadanas de todos los temas que tienen que ver con Viña, todos los temas que tienen que ver con las decisiones importantes, porque a la familia viñamarina la tenemos que involucrar. Estoy segura de que a la gente le encanta el Festival, a la gran mayoría, pero también por qué no consultárselo a las personas.