España: interceptan un submarino lleno de cocaína

Dos ecuatorianos fueron detenidos en la operación, efectuada el domingo en la localidad gallega de Cangas, frente a la ciudad de Vigo y cerca de la frontera con Portugal.

448

Un submarino procedente de Sudamérica y cargado de cocaína fue interceptado frente a las costas de Galicia, en el noroeste de España, indicaron este lunes las autoridades.

Dos ecuatorianos fueron detenidos en la operación, efectuada el domingo en la localidad gallega de Cangas, frente a la ciudad de Vigo y cerca de la frontera con Portugal, indicó a AFP un portavoz de la delegación del gobierno en Galicia.

“Un buzo logró entrar y sacó un fardo” del submarino, indicó a AFP.

La policía trataba este lunes de reflotar el submarino. Solo entonces logrará determinar cuánta droga iba a bordo, explicó el portavoz.

“Es muy probable que contenga unos miles de kilos [de cocaína], pero solo es una estimación”, indicó previamente a AFP una fuente cercana a la investigación. Varios medios españoles cifran el cargamento de droga en más de tres toneladas.

Según otra fuente conocedora de la investigación, el semisumergible, de unos 20 metros de eslora, venía de Sudamérica, aunque no precisó el país. 

“No es la primera vez, pero no se ve todos los días tampoco” una cosa así en Europa, indicó esta fuente.

El modus operandi es más frecuente en el continente americano, donde los carteles colombianos emplean submarinos más o menos sofisticados para llevar la droga a México, y desde allí introducirla en Estados Unidos.

Las bandas suelen pagar a ingenieros desesperados por lograr dinero, para que diseñen y fabriquen los submarinos, explica Wilder Alejandro Sánchez, analista especializado en geopolítica y defensa en el think tank norteamericano Center for International Maritime Security (CIMSEC).

La mayoría son solo semisumergibles, aunque algunos pueden ir a 30 metros bajo el nivel del agua, según él. “Se están haciendo cada vez más modernos y complejos”, comentó a AFP.

En septiembre, un submarino casero con más de 5 toneladas a bordo fue interceptado por la guardia costera de Estados Unidos en el océano Pacífico, con la ayuda de la Armada colombiana.

La accidentada costa de Galicia, llena de calas y ensenadas, es desde hace décadas un punto de entrada habitual de cocaína en España, desde donde se distribuye a otros países de Europa.

El año pasado, España fue el segundo país de la UE con el mayor nivel de incautaciones de cocaína, con 41 toneladas, sólo por detrás de Bélgica.