Misión de DDHH de la ONU concluyó su visita a Chile tras entrevistar a más de 230 víctimas

En un comunicado emitido por las Naciones Unidas se precisó que "después de haber escuchado extensos testimonios -muchos de ellos perturbadores- y de haber obtenido información de las autoridades y la sociedad civil, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU estará trabajando en un análisis detallado sobre la información recibida de acuerdo a la metodología estándar de la Oficina".

210

El equipo de cuatro personas de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU anunció que concluyó su visita a Chile, entrevistándose con más de 230 víctimas, incluyendo personas que resultaron detenidas o heridas durante las protestas, así como policías lesionados.

La delegación de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que fue invitada por el Presidente Piñera, remarcó que su labor su fue la de evaluar la situación de derechos humanos relacionada a las protestas, incluyendo durante el estado de emergencia.

“El equipo ha revisado alegaciones de uso excesivo de la fuerza por parte de agentes de orden y seguridad en el contexto de protestas; reportes de malos tratos en detención, incluyendo abusos y violencia sexual; alegaciones de vulneraciones a derechos durante la privación de libertad; información sobre acceso a la justicia y rendición de cuentas; la afectación a grupos específicos, y sobre las demandas subyacentes que han desencadenado las protestas”, dice el documento emitido por la ONU.

Asimismo, indicaron que también se analizó información sobre actos de violencia contra fuerzas de seguridad y destrucción de la propiedad, entre otros temas.

El grupo sostuvo reuniones con autoridades de los poderes Ejecutivo y Judicial, de la policía (Carabineros), con el Instituto Nacional de Derechos Humanos y la Defensoría de la Niñez, así como más de 300 integrantes de la sociedad civil.

“Después de haber escuchado extensos testimonios -muchos de ellos perturbadores- y de haber obtenido información de las autoridades y la sociedad civil, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU estará trabajando en un análisis detallado sobre la información recibida de acuerdo a la metodología estándar de la Oficina”, remarca el texto.

El informe, de acuerdo a la ONU, contendrá hallazgos detallados de la misión y se formularán recomendaciones para el gobierno, el que será publicado en dos o tres semanas.

En las tres semanas que estuvo en el país, la delegación viajó a siete regiones diferentes (Antofagasta, Araucanía, Biobío, Coquimbo, Maule, Región Metropolitana y Valparaíso).

También realizaron visitas a comisarías, cárceles y hospitales, donde “las autoridades proporcionaron acceso sin restricciones para dichas visitas”.

“(..) la Oficina llama a las autoridades a asegurar que las manifestaciones sean gestionadas con pleno respeto al derecho internacional de los derechos humanos, sus normas y estándares, y que todas las posibles violaciones pasadas, presentes o futuras –incluido en el contexto de protestas y en centros de detención- sean investigadas plenamente”, apunta el comunicado.

La misión agradeció a las autoridades del Estado por su cooperación, así como al Instituto Nacional de Derechos Humanos, a las víctimas y a las organizaciones de la sociedad civil por el diálogo franco que lograron sostener, y por la información y el acceso proporcionados.

Finalmente, la Oficina Regional de ONU Derechos Humanos en Santiago continuará dando seguimiento de cerca a la situación relacionada con las protestas.