Clint Eastwood homenajea en su nueva película a expolicía agresivamente difamado

"Richard Jewell" o "El caso de Richard Jewell" dramatiza la historia de un hombre inocente que terminó en el centro de una investigación y una devastadora tormenta mediática tras el atentado terrorista a los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.

470

De héroe a sospechoso: Clint Eastwood exalta en su nuevo filme el heroísmo de un guardia de seguridad, clave en evitar una gigantesca tragedia durante el atentado con bomba a los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, pero que de repente cayó en el ojo de las autoridades.

“Richard Jewell” o “El caso de Richard Jewell” dramatiza la historia del hombre inocente que terminó en el centro de una investigación terrorista y una devastadora tormenta mediática tras la explosión que dejó dos muertos y más de 100 heridos.

El expolicía fue aclamado inicialmente como un héroe después de que descubriera la bomba de tubo en el Parque Olímpico Centennial, lo que ayudó a salvar a cientos de personas, para luego ser identificado por los periodistas como sospechoso del FBI.

“Nunca tuvo el beneficio de ser inocente hasta que se demostrara lo contrario”, dijo Eastwood a periodistas en la alfombra roja de su estreno mundial en el festival AFI de Los Ángeles el miércoles de noche.

Jewell fue “prejuzgado antes de que realmente se supiera todo lo que estaba ocurriendo”, añadió el director de 89 años.

Nunca arrestado ni acusado formalmente, Jewell fue absuelto por el FBI después de 88 días, en los que las cadenas de televisión acamparon fuera de la casa, adonde se había mudado después de haber sido degradado en la policía por estrellar su patrulla.

Fue blanco de especulaciones salvajes y ridículas, y acosado por la prensa al igual que su familia.

Jewell demandó a varios medios por difamación, alegando que sus historias lo describían como una persona de extraña personalidad que encajaba el perfil de culpable.

El expresentador del “Tonight Show”, Jay Leno, se disculpó por comparar al expolicía con el terrorista Theodore Kaczynski, conocido por enviar cartas bomba entre 1978 y 1995.

“No se lo merecía. Fue un verdadero héroe y fue juzgado en los medios de comunicación antes de que se conocieran los hechos”, dijo a la AFP Jon Hamm, que interpreta a un agente del FBI.

“Es algo que puede suceder de nuevo, y que sucede todo el tiempo, porque la información viaja más rápido ahora”, alertó la estrella de “Mad Men”.

“Ofensivo y preocupante”

La película ya ha sido blanco de polémicas.

Uno de sus personajes principales es Kathy Scruggs, la reportera de la vida real del diario Atlanta Journal-Constitution (AJC), que identificó por primera vez a Jewell como sospechoso.

Scruggs, interpretada por Olivia Wilde, es mostrada intercambiando sexo con Hamm a cambio de información sobre la identidad del sospechoso.

En un correo electrónico enviado a la AFP el miércoles, el actual editor del periódico, Kevin G. Riley, dijo que el retrato de la ya fallecida Scruggs era “ofensivo y profundamente preocupante en la era #MeToo“.

“No hay evidencia de que esto haya pasado”, escribió.

Riley también defendió el proceso de reportaje del diario, asegurando que la investigación de las autoridades a Jewell estaba a punto de hacerse pública y que sus notas posteriores ayudaron luego a exonerarlo.

El verdadero culpable, Eric Rudolph, fue arrestado en 2003 después de una serie de bombardeos en clínicas de aborto y un club nocturno gay, y sentenciado a cadena perpetua sin libertad condicional dos años después.

Jewell murió en 2007 por causas naturales, a la edad de 44 años.

“No es historia revisionista”, dijo Paul Walter Hauser, que interpreta a Jewell en la película. “Estamos colocando luz a la historia y la verdad”.

La película se estrena en Estados Unidos el 13 de diciembre.