El texto que plasmó las críticas y objeciones de los asistentes al Cosena

Los principales reparos se dieron de parte de los jefes del Senado, Jaime Quintana y la Cámara Baja, Iván Flores, además del el Contralor, Jorge Bermúdez, y el titular del Poder Judicial, Haroldo Brito, en materia de inteligencia policial, DDHH y la convocatoria en sí misma.

713

Una serie cuestionamientos fueron los que enfrentó el Presidente Sebastián Piñera, durante la reunión del Consejo de Seguridad Nacional (Cosena), instancia a la que convocó a los representantes de los Poderes del Estado, las Fuerzas Armadas y la Contraloría, para informarles de la situación del país, en ese entonces, a tres semanas de ocurrido el estallido social y la violencia suscitada en ese contexto

Aunque trascendió en su momento que la cita, realizada el pasado 7 de noviembre, fue objetada por varios de los asistentes en relación a que no se justificaba, considerando que la instancia tiene por fin discutir materias que afectan la seguridad nacional respecto de efectos externos, el Gobierno publicó el acta que registra las opiniones en esa y otras materias.

Tras escuchar el motivo dado por el Mandatario para la convocatoria, el titular del Senado, Jaime Quintana (PPD), expresó que no compartía el argumento, dejando constancia en el texto que él mismo pidió hacer público que “lo que existe hoy es un problema de orden público que se debe solucionar con las herramientas con que cuenta el ordenamiento jurídico”.

En esa misma línea, el presidente Cámara de Diputados, Iván Flores (DC), dejó registro de que “no comparte la convocatoria a esta sesión, para informarlos de cuestiones que ya se conocen (…) Quienes tienen cargos de responsabilidad en el Estado, indica, no pueden permitirse la posibilidad de generar confusión”.

A su turno, el contralor general, Jorge Bermúdez, señaló que no obstante la regulación del Cosena se encuentra en la Constitución, no le pareció la citación, puesto que “expresa que se trata de un resabio de una época pretérita de nuestra República, en que el poder civil estaba supeditado al poder militar”.

También, subrayó que a su juicio “no habría argumentos para entender que estamos frente a un problema de seguridad nacional, ya que aquí hay un problema de orden público, lo que amerita otro tipo de soluciones”.

Sus apreciaciones fueron refutadas por el ministro de Defensa, Alberto Espina, quien aseveró que el Cosena fue modificado el año 2005, durante el Gobierno de Ricardo Lagos, en plena democracia, “estableciéndose nuevas funciones y estructura, por lo que no corresponde decir que es un resabio del pasado, sino que es producto del debate legislativo que se dio en el Congreso”.

DERECHOS HUMANOS

Las violaciones a los derechos humanos denunciadas durante este período de manifestaciones pacíficas, protestas, incidentes violentos, saqueos e incendios, fue otro los tópicos abordados en voz del presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito.

Éste precisó el acta que “una condición básica para restablecer la confianza y la tranquilidad es la observancia de los derechos humanos, especialmente por parte de las instituciones que deben velar por tales derechos y hacer que se cumplan”.

Recalcó que en su calidad de jueces, los miembros del Poder Judicial han ido a las comisarias en búsqueda de información, “para que las personas no tengan la incertidumbre de cómo están sus familiares. Esta es una condición básica para restablecer el orden y la mejor convivencia”, reza el documento.

Quintana se sumó al sentir del jefe del máximo tribunal, indicando que “por los casos de personas que han resultado heridas en las manifestaciones y sobre las medidas que se han tomado para que dichos casos no sigan aumentando. Se solicita se autorice la visita de una misión de la CIDH”.

Al ser inquirido Piñera replicó que “las reglas del uso de la fuerza y los protocolos para el mantenimiento del orden público, revisados el 2018 y elaborados con la colaboración de organismos internacionales, han sido reiterados a las jefaturas correspondientes, instruyendo que todas las actuaciones deben adoptarse conforme a dichas reglas”.

El gobernante enfatizó que “se instruyó la adopción de medidas especiales de respeto a las personas detenidas, el debido resguardo a los derechos humanos y se dispuso la adopción de todas las medidas de transparencia”.

Fue en esa intervención en la que informar que “se tomó contacto con el INDH, organismo autónomo, dándole todas las facilidades para cumplir con su mandato legal y tener pleno acceso a los lugares o recintos requeridos para cumplir con dicho mandato”.

FALENCIAS EN LA INTELIGENCIA

El contralor volvió a la carga para exponer su preocupación por el déficit en inteligencia que se evidenció tras la serie de ataques a estaciones del Metro y advirtió que “poco se sabe sobre qué falló para que el país llegara a la situación en que está. Se gastan muchos recursos en Inteligencia, por lo que me gustaría saber qué ocurrió y porque no se tomaron medidas preventivas para evitarlo”.

La misma preocupación planteó el jefe de los diputados, quien advirtió que “la inteligencia está atomizada en las distintas ramas de las policías y Fuerzas Armadas, por lo que existe un problema frente a la capacidad de adelantarse a los hechos”.

Blumel y criticada citación del Cosena: “Se entiende como cumplimiento de los deberes del estado”