Pulso Ciudadano: 82,3% quiere una nueva Constitución y un 57,5% apoya el acuerdo

La consulta también señala que el 64,8% de los encuestados está de acuerdo con un plebiscito de entrada en abril para definir si la población quiere cambiar la Carta Fundamental y bajo qué órgano de redacción.

536

La consulta Pulso Ciudadano, de Activa Research, decidió realizar una edición especial con el fin de obtener información relevante acerca de la evaluación de la Constitución actual, evaluación del Acuerdo de Paz social y la nueva Constitución, desempeño de las instituciones y autoridades.

Con una muestra de 2.000 entrevistas, esta medición fue realizada entre el 15 y el 17 de noviembre de 2019, a través de un panel online representativo a nivel nacional.

Al preguntar sobre el conocimiento de la actual Constitución de Chile, el 56,7% sólo ha leído algunos capítulos o puntos específicos, el 30,1% no la ha leído nunca y un 13,2% la ha leído completa. Al preguntar acerca de la importancia que tiene la Constitución de Chile, la gran mayoría (85,8%) la considera muy importante/importante. Mientras que un 5,4% nada importante/poco importante.

Un 82,3% está muy de acuerdo/de acuerdo con que se cambie la actual Constitución de Chile y un 7,7% muy en desacuerdo/en desacuerdo. Sólo a aquellos que se encuentran muy de acuerdo/de acuerdo con este cambio, se les preguntó acerca de las razones que surgen para realizar este cambio, dentro de las que se mencionan: para mejorar la desigualdad entre los ciudadanos (59,6%), para mejorar la salud, educación y pensiones (54,6%), para terminar con la Constitución aprobada en dictadura (54,1%), para tener una mayor justicia social (49,2%) y para tener un nuevo pacto social entre ciudadanos y Estado (47,2%).

Un 65,6% está muy de acuerdo/de acuerdo con que el cambio de Constitución ayudará a superar la crisis, mientras que el 14,6 % se encuentra en muy en desacuerdo/desacuerdo con esta afirmación.

ACUERDO POR LA PAZ SOCIAL Y LA NUEVA CONSTITUCIÓN

Respecto al nivel de entendimiento acerca del Acuerdo por La Paz social y la nueva Constitución definido por los partidos políticos en cuanto a su definición y ejecución, al 42,6% le queda muy claro/claro, al 33,0% le queda medianamente claro y a un 24,4% le queda poco claro/nada claro este proceso.

Con relación al nivel de consentimiento con el Acuerdo por la Paz social y la nueva Constitución, un 57,5% se encuentra muy de acuerdo/de acuerdo, un 15,4% se encuentra muy en desacuerdo/en desacuerdo y un 27,1% ni de acuerdo ni en desacuerdo.

Un 64,8% está muy de acuerdo/ de acuerdo con que este Acuerdo implique un plebiscito de entrada en el mes de abril 2020 para determinar si la población quiere una nueva Constitución y qué tipo de órgano debiera redactar la nueva Constitución (Convención Mixta Constitucional o Convención Constitucional).

Una gran mayoría (81,2%) está muy de acuerdo/de acuerdo con que la nueva Constitución sea sometida a un plebiscito de salida, con votación obligatoria, para validar la aprobación de la ciudadanía de Chile. Y un 45,7% se encuentra muy de acuerdo/de acuerdo con que el órgano elegido para redactar la nueva Constitución deberá aprobar las normas y el reglamento de votación con un quórum de aprobación de 2/3 de sus miembros en ejercicio (el 32,4% está muy en desacuerdo/en desacuerdo con esta medida).

Un 70,6% considera que este Acuerdo no terminará con las manifestaciones pacíficas de la ciudadanía (el 20,0% que sí lo hará). Mientras que un 71,5% considera que este Acuerdo no terminará con las manifestaciones violentas y actos delictuales (18,7% que sí lo hará).

Además, el 36,0% está muy en desacuerdo/desacuerdo con que el Acuerdo va a satisfacer las demandas ciudadanas y sociales que originaron las movilizaciones y protestas de la ciudadanía, mientras que un 34,7% se encuentra muy de acuerdo/de acuerdo.

PRINCIPALES ACTORES Y SU EVALUACIÓN

Dentro de los principales impulsores y/o responsables del Acuerdo se encuentran: la ciudadanía, la gente con sus movilizaciones (63,1%), organizaciones/movimientos sociales (21,7%), los partidos políticos (17,4%), el Congreso y parlamentarios (15,1%), el Gobierno y sus ministros (13,7%) y el Presidente (10,7%).

Al preguntar acerca del desempeño de las autoridades en el proceso de definición, negociación y acuerdo de esta propuesta, un 18,9% considera bueno/muy bueno el desempeño del diputado Gabriel Boric, un 16,2% bueno/muy bueno el desempeño del presidente de RN Mario Desbordes, un 16,1% bueno/muy bueno el desempeño del presidente del PPD Heraldo Muñoz, y un 14,3% bueno/muy bueno el desempeño de la ministra Secretaria General de Gobierno Karla Rubilar.

Un 71,6% considera que el desempeño de Sebastián Piñera es malo/muy malo, un 64,1% considera muy malo/malo el desempeño de la presidenta de la UDI Jacqueline van Rysselberghe, un 54,2% considera muy malo/malo el desempeño de la ministra Secretaria General de Gobierno Karla Rubilar, y un 54,0% considera muy malo/malo el desempeño del presidente del PC Guillermo Tellier.

El 94,4% considera muy buena/buena el desempeño de los Bomberos durante la crisis que ha vivido el país, le sigue la ciudadanía con un 55,4%, organizaciones civiles con un 36,4%, la PDI 29,0% y el INDH con un 26,9%.

Dentro de los peores evaluados se encuentra el Gobierno (60,7% muy mala/mala), el Congreso y parlamentarios (56,3% muy mala/mala), Carabineros (54,4% mala/muy mala) y los ministros (54,0% muy mala/mala).

El 66,5% considera que el PC debió haber participado en este Acuerdo (33,5% cree que no lo debió haber hecho).

Respecto al nivel de confianza que en que Chile y sus políticos superarán esta crisis, el 52,9% manifiesta que tiene poca/nada confianza mientras que un 19,2% mucha confianza/confianza y un 27,9% tiene mediana confianza en este proceso.

La aprobación del Presidente Piñera es de un 9,6% mientras que la desaprobación es de un 85,0% (5,4% no sabe o no responde). Un 39,4% está muy de acuerdo/de acuerdo con los tres acuerdos nacionales solicitados por el Presidente el pasado martes 12 de noviembre (un acuerdo por La Paz y contra la violencia, por la justicia y por una nueva Constitución).

Vea completo el estudio especial de Pulso Ciudadano.