Girardi: Violación de DDHH inhabilitará acuerdo de paz social

Así también, el senador del PPD exigió al gobierno una reestructuración de Carabineros y la salida del general director de la institución, Mario Rozas.

449

El senador Guido Girardi, a nombre del comité PPD, exigió al gobierno una profunda “reestructuración de Carabineros” y la salida de su general director, “porque se ha impuesto una lógica de violación de los derechos humanos en su accionar que hace inviable cualquier acuerdo por la paz social”.

Así mismo dijo que se debe implementar una Agenda Social Urgente, “endeudándose de ser necesario, con medidas como aumentar un 50% la pensión básica solidaria; aumentar a 6 puntos adicionales las cotizaciones (a cargo del empleador) y dos de ellos para solidaridad; fijar precios de medicamentos y entregarlos gratis a la tercera edad; subir el sueldo mínimo a $500 mil”.

También pidió una “campaña para clarificar el Acuerdo por una Nueva Constitución”; generar condiciones para facilitar la elección de independientes en la Asamblea Constituyente; voto obligatorio y rebajar la edad para poder sufragar. “Así como derrotamos a la dictadura con un lápiz, con un lápiz podemos cambiar Chile”.

RENUNCIA GENERAL DIRECTOR

El senador Girardi señaló que “la violación a los derechos humanos puede inhabilitar este proceso por un Acuerdo de Paz y Nueva Constitución. De acuerdo a los datos del INDH, hay más de 250 querellas por torturas y tratos crueles, 60 por violencia sexual, cerca de 200 personas con trauma ocular, más de dos mil heridos, más de 20 muertos”.

Y agregó que “Carabineros no está cumpliendo los protocolos, siguen usando los balines y perdigones, no exclusivamente para protegerse, sino que para disuadir y asustar disparándolos al rostro”.

Para Girardi estamos ante una profunda crisis institucional “porque Carabineros está desbordado y descontrolado. Está el mega fraude, la operación Huracán, la muerte de Catrillanca, el espionaje a dirigentes sociales y estudiantiles…y, además, la filtración de audio del general director (Mario) Rozas donde abiertamente plantea el desacato y el desobediencia a la autoridad civil”.

Por lo que, según él, Carabineros no tiene la gobernabilidad necesaria para enfrentar la crisis, y actúan con una lógica que permite la violación de los derechos humanos. “Los dichos del general Rozas así lo avalan al asegurar que ‘no dará de baja a nadie, aunque se lo ordenen’. Eso rebaza todos los límites y no queda más que pedirle la renuncia o no habrá reconciliación. La muerte de Abel Acuña en la Plaza Italia y la ceguera de Gustavo Gatica genera una mayor radicalidad y odio en las acciones de protesta”.