Polémica entre legisladores generó suspensión de sesiones en el Congreso por efectos de paro nacional

La decisión se fundamenta en los problemas de movilización que iban a tener los legisladores de la Corporación para llegar a la sede del Poder Legislativo en Valparaíso. Vicepresidenta de la mesa de la Cámara, Loreto Carvajal, dijo que la medida fue “improvisada” y “apresurada”.

375

Por los problemas de traslado que implicarían retrasos o dificultades de acceso a sus labores tanto para los trabajadores como para los parlamentarios, debido al paro nacional que realizan este martes diversos gremios y sindicatos públicos y privados, el Senado y la Cámara de Diputados resolvieron suspender las sesiones y actividades programadas para esta jornada.

La decisión informada esta mañana por los presidentes del Senado, Jaime Quintana, y de la Cámara Diputados, Iván Flores, a sus pares, quienes recibieron el mensaje vía redes sociales, quedando varios de ellos sorprendidos porque muchos ya habían llegado a la sede del Poder Legislativo en Valparaíso.

Una de ellos es la primera vicepresidenta de la Cámara Baja, Loreto Carvajal, quien se enteró in situ por una notificación del secretario de esa corporación, Miguel Landeros de la determinación que –dijo-no fue consultada con nadie de la mesa siquiera, y por ello la catalogó como “improvisada” y “apresurada” porque “el Congreso no está cerrado”.

Sostuvo que en los momentos que vive el país producto de la crisis social, lo que corresponde es dar una señal a la ciudadanía de que el Parlamento está trabajando, sobre todo porque sus miembros tienen como desplazarse a diferencia de las personas que prestan labores en otras áreas de la sede legislativa, a quienes se les puede dar facilidades para llegar y retirarse del lugar.

Esta sensación se replicó en otros legisladores presentes allí, como el diputado Marcelo Díaz. ”Hoy más que nunca el Congreso tiene que hacer un esfuerzo por trabajar, lo que no parece razonable es enterarse de esto a las 8 de la mañana, nos sorprende este tipo de decisiones”.

Al respecto, el diputado Sergio Bobadilla señaló que “es una situación impresentable, creo que aquí el presidente y la mesa deberían haber tomado las precauciones antes, creemos que es una actitud irresponsable”.

A su turno, el diputado Miguel Mellado, lamentó que “el presidente de la Cámara tome este tipo de medidas, los parlamentarios tienen todos vehículos, pueden llegar, si el presidente de la Cámara quería un paro, que lo adhiriera solo, la gente no va a entender”.

Sin embargo, el senador Manuel José Ossandón dijo que “hay que ser objetivos, al parecer muchos no podían llegar. Yo lo planteé ayer, pero hay que cumplir”.

En el caso del Senado, para esta jornada sus integrantes iban a votar en Sala a las 10:00 horas el proyecto que limita la reelección parlamentaria.

La Cámara, en tanto, tenía en tabla su sesión ordinaria entre las 10:30 y 14:00 horas, en la que tenía prevista la discusión de los proyectos que buscaban proteger los humedales urbanos, incorporar un marco regulatorio para los cuidadores de personas con discapacidad y el derecho a “desconexión digital” de los trabajadores.

También debían debatir la modificación al Código Penal “para establecer un tipo especial de lesiones contra profesionales que prestan servicios en establecimientos educacionales y funcionarios de servicios de salud”, actualmente en tercer trámite constitucional.

Lo anterior también afectó a la sesión especial que se llevaría a cabo entre las 17:00 y 18:30 horas, que tenía por objetivo informar a los diputados acerca de la situación de seguridad del país, a la que estaba convocado el ministro del Interior, Gonzalo Blumel.