Ministro de Hacienda explicó el ABC del impuesto a las propiedades de alto valor

El secretario de Estado subrayó que la fiscalización estricta al cumplimiento de la norma que se acordó trabajar con la oposición en el debate parlamentario, será clave para evitar eventuales evasiones del alza de la tasa impositiva para los bienes raíces desde $400 millones.

503

Cómo será el proceso de recaudación que llevará a cabo el Gobierno para financiar la agenda social con la aplicación de una sobre tasa impositiva a los bienes desde $400 millones, explicó este lunes con peras y manzanas el ministro de Hacienda, Ignacio Briones.

En contacto con distintos medios de comunicación, la autoridad indicó que toda aquella propiedad que supere el avalúo fiscal señalado, o que cuente con más de una, y que juntas excedan esa cifra, pagará la sobretasa a las viviendas plasmada en el acuerdo tributario que alcanzaron el Ejecutivo y la oposición, destinado a que los sectores de mayores ingresos aporten más.

Indicó que “la tasa se aplica sobre la diferencia de valor. Por ejemplo, si usted tiene una casa de avalúo fiscal de $500 millones y nosotros estamos diciendo que se cobrará una sobretasa sobre los $400 millones, la tasa se aplica a los $100 millones y no el total”.

Por ello, acotó, quienes posean un bien raíz de $400 millones de avalúo y otro cuyo valor es $300 millones, “para todos los efectos prácticos, es como que tuviera una sola gran casa de avalúo de $700 millones” y es a esos $300 millones de diferencia al que le cobra el impuesto adicional.

Lo mismo ocurrirá, dijo, con quien posea, por ejemplo, 20 departamentos de $100 millones, que probablemente todos y cada uno de ellos estaba exento, “al juntarlos es como que tuviera un gran departamento de $2 mil millones”, que deberá pagar un impuesto aditivo por los $1.800 millones.

El jefe de las finanzas públicas, quien destrabó el proyecto de modernización tributaria desechando la reintegración de las grandes empresas, puntualizó, “no sube tanto respecto a las contribuciones que ya pagamos hoy día. Pero lo que se hace es que se amplía mucho la base, y eso es correcto, justo y equitativo”.

Añadió que el pago de esta recarga tributaria para los contribuyentes más ricos será “igual que con las actuales contribuciones. Aquí no innovamos en nada al respecto”.

Otra de las dudas que había, apuntó, es sobre si este impuesto es descuenta la deuda o no, y “nuestro criterio es que no, porque se sigue la misma línea de las contribuciones, y el cobro seguirá la misma lógica, o sea, será trimestral”, añadió.

Sobre la fórmula que se aplicará para evitar eventuales evasiones a este impuesto, Briones señaló que “estamos organizando por RUT”, aunque de todas formas sostuvo que “evidentemente que todas estas cosas, todos los temas tributarios, todo lo que implique pagar más, hace aflorar la creatividad”.

Por eso, recalcó la autoridad económica, “nosotros acá tenemos el gran titular de cuál es el criterio de lo que va en este marco de entendimiento, (pero) lo que queda ahora es diseñar bien el instrumento precisamente para que no ocurra eso (evasión)”.

“En segundo término, es fundamental aquí fortalecer la fiscalización, porque si uno tiene en el papel algo que es exigente pero no se fiscaliza, pasa a ser letra muerta. Entonces, lo que queremos es que acá todos paguemos lo que tengamos que pagar en esta materia”, concluyó.