Anuncio del Gobierno de un proceso para cambiar la Constitución provoca recelo en la oposición

Varias reacciones provenientes de la oposición valoraron el giro dado por el Ejecutivo respecto a una nueva Carta Fundamental, pero manifestaron que la modalidad no les convence ya que es fundamental una mayor participación de la ciudadanía.

674

Entre optimismo y recelo fue recibido este lunes el giro del gobierno de Sebastián Piñera que anunció el comienzo de un proceso para cambiar la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet, madre de las desigualdades, según claman expertos y manifestantes en medio de un estallido que entró en su cuarta semana.

En un giro a su postura, el gobierno de Piñera anunció el domingo en la noche su voluntad de empezar un proceso para una nueva Constitución a través de un Congreso Constituyente, con amplia participación ciudadana y un plebiscito que lo ratifique.

El ministro del Interior, Gonzalo Blumel, confirmó este anuncio tras una reunión en la casa del Presidente Piñera con los líderes de Chile Vamos.

Algunos líderes de la oposición reaccionaron con optimismo. “El Gobierno empieza a tener un sentido de realidad”, detalló el presidente de la Comisión de Constitución del Senado, Felipe Harboe, del PPD.

Mientras que la bancada de diputados del PC rechazó la iniciativa y afirmó que la única modalidad válida será a través de una asamblea constituyente.

“Lo que exige la ciudadanía es una nueva Constitución elaborada en un proceso ampliamente democrático y participativo y ese camino es la asamblea constituyente, señala una declaración emitida este lunes. La bancada PC agregó que “la ciudadanía no validará una Constitución emanada del Congreso aun cuando de forma engañosa se le asigne el nombre de constituyente”.

El diputado Matías Walker (DC), presidente de la comisión de Constitución, valoró la apertura al tema que expresó el Gobierno, pero sostuvo que “a mí no me gusta la figura del Congreso Constituyente, prefiero hablar de la convención constitucional, que fue la terminología que ocupó el proyecto del Gobierno de la Presidenta Bachelet”.

Carlos Maldonado, presidente del Partido Radical, declaró que “nosotros seguimos sosteniendo con fuerza nuestra propuesta y nuestra exigencia en que el primer paso sea un plebiscito vinculante en que la ciudadanía se pronuncie sobre la necesidad de una nueva Constitución y sobre el mecanismo más representativo y democrático a través del cual me parezca que debe llevarse adelante este proceso de construcción de la nueva Carta Fundamental”.

“La estrategia del gobierno es abrir la discusión de cuál es el mejor mecanismo y seguramente van a defender una figura derivada que sean representantes, como congresistas, los que participen activamente en el debate de la nueva Constitución”, consideró a la AFP Claudio Fuentes, académico de la universidad Diego Portales.

El diputado Gabriel Boric, del Frente Amplio, afirmó que en este tema el proceso “importa tanto como el resultado, porque en ello se jugará su legitimidad. Plebiscito y elección de constituyentes son necesarias”. Añadió que la instancia para crear nueva Constitución “debe ser distinta al actual Parlamento y electa especialmente para tal efecto” y que “la ciudadanía demanda decidir, no solo participar”.

A su vez Giorgio Jackson, de Revolución Democrática, dijo que el anuncio “va en la dirección correcta, pero es ambigua”.

Desde el oficialismo también salieron reacciones. El senador Andrés Allamand (RN) señaló a La Tercera que “no creo en una Asamblea Constituyente, no creo que sea lo que el país necesita. El resultado de estas asambleas habitualmente ha sido, y así lo dice la experiencia, vulnerativo, y por eso estamos planteando un procedimiento a través de las normas que actualmente existen en nuestro ordenamiento jurídico con todos los perfeccionamientos que puedan incorporarse”.

Sin embargo, el también senador RN Manuel José Ossandón declaró a radio Cooperativa que “creo sinceramente que los parlamentarios no tenemos la credibilidad hoy día, el Parlamento no la tiene ni nosotros tampoco para hacer algo sin una participación más activa de la comunidad”.

Gobierno anunció Congreso Constituyente y plebiscito ratificatorio