Bolivia: Camacho busca aliados para forzar la renuncia de Morales

El líder del Comité Cívico Pro Santa Cruz (derecha) dijo que le llevará personalmente una carta de dimisión el lunes al presidente boliviano, quien seguramente no la firmará. Pretende ir acompañado de otros dirigentes políticos y sociales.

232

El líder regional Luis Fernando Camacho, erigido como el rostro más visible y radical de la oposición boliviana, busca este viernes sumar el apoyo de organizaciones para presionar por la renuncia del presidente Evo Morales tras su cuestionada reelección.

Varias organizaciones y colectivos sociales se han unido a Camacho conformando un frente amplio contra Morales, algo que los partidos opositores no lograron hacer de cara a las elecciones del 20 de octubre, a las que llegaron con ocho candidatos a la presidencia.

En la tercera semana de protestas contra la polémica reelección en primera vuelta de Morales, que han dejado tres muertos y unos 200 heridos, el foco del conflicto se instaló en La Paz, con transporte público restringido por bloqueos viales, oficinas estatales asediadas por opositores y el comercio a media máquina.

Camacho, líder del poderoso Comité Cívico Pro Santa Cruz (derecha), dijo que le llevará personalmente una carta de dimisión el lunes a Morales, quien seguramente no la firmará. Pretende ir acompañado de otros dirigentes políticos y sociales.

“Esa carta la vamos a entregar todos en unidad”, declaró el jueves Camacho, quien este viernes denunció ser blanco de amenazas, por lo que permanecería en su hotel de La Paz, tras viajar desde su bastión de Santa Cruz con este propósito.

“Hemos decidido quedarnos acá”, “yo no voy a moverme”, pero “pido las garantías para el equipo de seguridad”, declaró en un video divulgado en las redes sociales.

El mandatario izquierdista hace oídos sordos a los reclamos opositores que lo acusan de “fraude” electoral y de buscar ganar tiempo para perpetuarse en el poder tras aceptar una auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) a los comicios.

La oposición exige su dimisión, la anulación de los comicios y nuevas elecciones sin él como candidato, mientras que el presidente afirma que los comicios fueron limpios y exige respetar sus resultados.

La Paz se erige como el foco del conflicto por las incesantes protestas que buscan renuncie Morales