Crisis social: Lesiones oculares en protestas baten récord mundial

Esta marca a nivel país tiene muy preocupados al Colegio Médico y la Sociedad Chilena de Oftalmología, ya que el número de personas afectadas por estos traumas en distintos grados, supera con creces a quienes han sido heridos en otras manifestaciones en otros lugares del mundo más conflictivos.

2721

Una total de 180 personas con lesiones en sus ojos en 20 días de manifestaciones por demandas ciudadanas que no han estado exentas de disturbios e incidentes, es la triste cifra que exhibe Chile y que le da el liderato a nivel mundial como país con más heridos con traumas oculares.

Así lo reveló el Colegio Médico, al indicar que entre el entre el 19 de octubre pasado y el martes 5 de noviembre se han registrado atenciones en centros asistenciales públicos y privados, que reflejan el incremento de estas lesiones provenientes principalmente de balines de goma usados por Carabineros para dispersar protestas e incidentes.

Este número que se desglosa en 139 casos, de los cuales 117 son hombres y 22, mujeres. Del total, 32 presentaban un traumatismo ocular con globo abierto: 18 con estallido ocular 18 y 14 con herida penetrante ocular.

El número de casos puede ser mucho mayor, ya que la orden maneja antecedentes de 42 personas más.

Dada esa estadística, Chile supera a zonas de conflicto permanente en el mundo como es Medio Oriente, específicamente el territorio que se disputan Palestina e Israel que tiene un catastro de 154 en seis años.

“Tenemos más de 180 pacientes con secuelas graves, muchos de los cuales van a perder definitivamente la visión de un ojo”, señaló en sus redes sociales el Colegio Médico.

El vicepresidente de la entidad, Patricio Meza, complementó que “tenemos pacientes que han perdido ojos producto de bombas lacrimógenas, eso quiere decir que no se está cumpliendo el protocolo, ya que las lanzan directamente hacia la cara”.

Acotó que de todos los ojos afectados, el 81% fue producto del impacto de balines de goma, de 9 milímetros e incluso algunos con centro metálico. “El nivel de energía que tienen es como para destruir completamente un ojo”, dependiendo de la distancia, dijo el facultativo.

“También hemos visto pacientes que han perdido el ojo por el impacto directo de una bomba lacrimógena. Se supone que hay protocolo para hacer uso de la bomba, pero según los relatos les han impactado lanzadas a muy poca distancia y directamente de la cintura hacia arriba, y eso produce un daño, un estallido ocular”, agregó el también oftalmólogo.

Recordó también que “cuando recién hicimos el llamado a Carabineros, 12 días atrás, había 34 pacientes con daño ocular severo, y si en ese momento hubieran tomado las medidas de prevención, nos hubiésemos evitado más de 100 nuevos pacientes. La idea es que evitemos un mayor número de pacientes con este daño, que es totalmente evitable”.

Lamentablemente en Chile, en dos semanas, hemos tenido un mayor número de casos que en cualquier situación de agitación social que se ha presentado en el mundo. La única estadística mundial que se acerca un poco a lo que hemos visto en Chile, es de Israel, donde hubo 154 pacientes con ojos lesionados, pero en seis años”, alertó.

Por su lado, el presidente de la Sociedad Chilena de Oftalmología, Dennis Cortés, expuso esta situación este lunes en la Comisión de DDHH del Senado, asegurando que se está frente a una “emergencia sanitaria” debido a que “lideramos tristemente la cifra a nivel internacional”.

“Haciendo una revisión de los últimos 27 años, de personas heridas por armas no letales en manifestaciones o áreas de conflicto, incluyendo a Israel, Palestina Jerusalén, Gaza, entre muchos otros, en total son más de 1.900 lesionados por balines, y de ellos 300 con lesiones oculares. Nosotros tenemos prácticamente la mitad en dos semanas”, detalló.